Join us on a literary world trip!
Add this book to bookshelf
Grey
Write a new comment Default profile 50px
Grey
Subscribe to read the full book or read the first pages for free!
All characters reduced
La Mitología contada con sencillez - Los mitos son eternos gracias a su asombrosa capacidad para adaptarse a todas las épocas y a todos los entornos - cover

La Mitología contada con sencillez - Los mitos son eternos gracias a su asombrosa capacidad para adaptarse a todas las épocas y a todos los entornos

David Hernández de la Fuente

Publisher: Maeva Ediciones

  • 7
  • 22
  • 0

Summary

Desde los dramas de Shakespeare hasta los bet sellers de hoy en día, de los westerns de Hollywood a las óperas de Wagner, la tradición occidental siempre ha buscado inspiración en las tramas y los personajes de los mitos de la Antigüedad. En efecto, la rica mitología grecoromana, heredera a su vez de una polífica tradición oral, sentó la bases de casi todas las historias que se contarían a continuación. Ocurra lo que ocurra, siempre tenemos un referente mitológico al alcance. Este interesantísimo libro nos ofrece la posibilidad de conocer más a fondo estos mitos, y, sobre todo, de establecer las continuas conexiones entre ellos y las infinitas obras de arte que inspiraron en mayor o menos medida, a lo largo de los tiempos.El autor hace un repaso muy ameno de los dioses olímpicos, los héroes y semidioses, las mujeres de la mitología y las sagas clásicas, la Ilíada y la Odisea.
Available since: 09/07/2012.

Other books that might interest you

  • Los otros Sherlocks Holmes - cover

    Los otros Sherlocks Holmes

    V.V.A.A.

    • 5
    • 6
    • 0
    «La fama de Sherlock Holmes será tan inmortal como la de Pickwick, don Quijote, Hamlet, don Juan o cualquier otro personaje clásico», dice en 1911 uno de los personajes de esta antología. Por supuesto, su vaticinio se ha cumplido, y prueba de la inmensa popularidad del personaje es que en 1892, J. M. Barrie, el autor de Peter Pan, ya escribía en una revista los efectos de «Mi velada con Sherlock Holmes», apenas cuatro meses después de la publicación del primer relato que protagonizó, Desde entonces han proliferado los pastiches, las parodias, las recreaciones, los homenajes: a veces pura fan fiction, rendida y candorosa, a veces sátira implacable (véase la salvajada de Mark Twain «Un cuento de detectives en dos partes») y a veces competitiva emulación («Sherlock Holmes no llega a tiempo» de Maurice Leblanc o «La desaparición del señor James Phillimore» de Ellery Queen), no podría decirse, en general, que este subgénero haya contribuido a la desmitificación del gran detective, sino más bien a realzar su genio y excentricidad. Los otros Sherlocks Holmes (1892-1944) es una pequeña antología –seleccionada y presentada por Pablo Muñoz– de dieciocho cuentos donde «el Napoleón de los detectives, el Aristóteles del pensamiento analítico» despliega sus métodos y su peculiar idiosincrasia no solo en sus escenarios habituales sino también en la California de la fiebre del oro, en Múnich, en Copenhague, en Varsovia o en la taiga siberiana. Un volumen que será una delicia para los innumerables fans de la más celebre creación de Arthur Conan Doyle.
    
    Autores recogidos en esta antología:
    
    J. M. Barrie - Bret Harte - Mark Twain - Sadie Shaw - Maurice Leblanc - Ludwig Thoma - P. G. Wodehouse - Leo Belmont - Frans Oskar Wågman - P. Orlovets - O. Henry - Enrique Jardiel Poncela - Ellery Queen
    Show book
  • Marido y mujer - cover

    Marido y mujer

    Wilkie Collins

    • 3
    • 19
    • 0
    En el prólogo de esta novela, un hombre descubre, al cabo de los años, que su matrimonio no es válido legalmente, ocasión que aprovecha para repudiar a su mujer y casarse con otra. Trece años después, Anne Silvester, la hija de la mujer repudiada, será también víctima, como su madre, de una extrema peculiaridad legal. Sólo que en este caso se trata de la terrible posibilidad de haber contraído matrimonio, sin saberlo, con el prometido de su mejor amiga.
    Y eso no es todo... Hay otro hombre en liza, al que Anne ha amado y por el cual ha sido deshonrada:  el apuesto y cínico Geoffrey Delamayn, «un Hércules moderno» que «añade al instinto irracional del perro la astucia calculadora de un hombre». Bajo los designios de este vi-llano, lo que empieza como una cáustica, y a menudo hilarante, comedia de equívocos se transforma paulatinamente en un horrible cuadro con-yugal de traición, venganza, malos tratos, locura y asesinato.
     
    Marido y mujer (1870), inmediatamente posterior a La Piedra Lunar, pertenece al período de mayor creatividad de Wilkie Collins. Basada en circunstancias reales y centrada en torno a la Ley y a la brutalidad, encierra una atrevida denuncia de la institución del matrimonio, esa «ce-remonia que dice, de hecho, ya que no con palabras: “Dad el salto en la oscuridad. ¡Lo santificamos pero no damos garantías!”».
    Show book
  • Mi Ántonia - cover

    Mi Ántonia

    Willa Cather

    • 12
    • 39
    • 0
    «Un texto bello y lúcido que no me cansaré de recomendar, que nos hace gozar de la gran literatura» Cándido Pérez Gallego
     
    «Una novela humana, profunda, vitalista en la alegría y la desgracia; una mirada de niño que va creciendo al inconmensurable lomo de la tierra, tan sólida literariamente como indispensable entre las grandes obras de la literatura del joven siglo XX norteamericano»Juan Soto Ivars
     
    A los diez años Jim Burden pierde a sus padres y deja su Virginia natal para trasladarse a casa de sus abuelos en Nebraska. En el viaje conoce a Ántonia, cuatro años mayor que él, hija de una familia de emigrantes bohemios en busca de la tierra de las oportunidades. Nebraska podía representar aún, a fines del siglo XIX, ese sueño; pero los Burden llevan años asentados allí y, para ellos, que son de origen anglosajón y se consideran genuinamente «americanos», hay algo definitivamente espurio y «distinto» en las nuevas oleadas de inmigrantes escandinavos y centroeuropeos. El pequeño Jim descubre, pues, que, pese a ser vecinos, él pertenece a un mundo al que Ántonia no pertenece, y que el de ésta es infinitamente más precario y atribulado. Su amistad se impondrá, sin embargo, a los prejuicios de los hombres y a los golpes del destino; de la infancia a la madurez, será para ambos un referente necesario y un vínculo irrompible. 
     
    Mi Ántonia (1918) es una visión tan fidedigna como generosa de la América de los pioneros, «una celebración –como ha dicho Antonia S. Byatt- de la energía» pero «en la que quien sabe escuchar oye la resaca de la conciencia que nos dice que toda energía flaquea». Basada en recuerdos personales, es además una gran novela sobre la memoria y sus procesos, recreados y estilizados con la magistral técnica y sensibilidad de Willa Cather.
    Show book
  • El césped de manzanilla - cover

    El césped de manzanilla

    Mary Wesley

    • 1
    • 2
    • 0
    Agosto de 1939. En la casa familiar de Cornualles, en la cima de un acanti-lado, se juntan como todos los veranos los cinco primos Cuthbertson: el mayor, Oliver, acaba de volver, herido, de la Guerra Civil española; la me-nor, Sophy, tiene diez años y está locamente enamorada de él. Los juegos de su dorada juventud están a punto, sin embargo, de concluir:  la guerra los separa y los marca para siempre. Esos seis años de batallas y bombar-deos se cobran algunas bajas, pero quienes sobreviven lo hacen, por así de-cirlo, a lo grande. Especialmente las mujeres, que descubren que solo vi-viendo contra las normas es posible vivir: «Fue el modo de rebelarnos con-tra nuestra educación», declara una de ellas; y podría añadir: contra la mo-ral. Cuarenta y cinco años después, se reúnen en un funeral y recuerdan, porque «el recuerdo viene a iluminar la imagen que en su día no estaba cla-ra». Un vertiginoso carrusel de amantes, exclusivos o compartidos, gira en torno a la muerte y al horror, a las casas destruidas y a la Inglaterra poblada de antisemitas y filonazis, pero se impone a todo con un insaciable e inso-lente vitalismo. Mary Wesley no empezó a escribir hasta pasados los setenta años, cuando lo hizo su familia dejó de hablarle, pero en catorce años pu-blicó diez novelas de las que se vendieron millones de ejemplares. El cés-ped de manzanilla (1984), la segunda de ellas, es un magnífico ejemplo de su espíritu crítico y de su visión tumultuosa de la libertad sexual, además de una novela realmente virtuosa en el manejo del tiempo, la soltura del diálo-go y la construcción de personajes.
    Show book
  • Sin nombre - cover

    Sin nombre

    Wilkie Collins

    • 0
    • 3
    • 0
    Una imprevista tragedia familiar, que descubre la ilegitimidad del nacimiento de las hermanas Vanstone, las deja privadas de todo derecho a recibir su herencia. Solas, sin posición, sin fortuna, sin nombre, estas dos hijas de nadie afrontarán con desigual talante su inesperado destino. Mientras la mayor, Norah, acepta su destino con resignación, Magdalen, la menor, se rebela contra él y encara un peligroso camino. Sin nombre es una extraordinaria novela que combina una trama familiar de venganzas con una denuncia social: en realidad Wilkie Collins pretendía criticar una absurda ley que se aplicaba en aquella época a los hijos de padres no casados.
    Show book
  • La inquilina de Wildfell Hall - cover

    La inquilina de Wildfell Hall

    Anne Brontë

    • 4
    • 14
    • 0
    Tras muchos años de abandono, la ruinosa mansión de Wildfell Hall es habitada de nuevo por una misteriosa mujer y su hijo de corta edad. La nueva inquilina –una viuda, al parecer –no tarda, con su carácter retraído y poco sociable, sus opiniones a menudo radicales y su extraña, triste belleza, en atraer las sospechas de la vecindad, y a la vez la rendida admiración de un joven e impetuoso agricultor. Pero la mujer tiene, en efecto, un pasado...más terrible y tortuoso si cabe de lo que la peor de las murmuraciones es capaz de adivinar. La inquilina de Wildfell Hall (1848), segunda y última novela de Anne Brontë, une al bello relato de un amor prohibido e invernal el retrato intensísimo del fracaso de un matrimonio degradado por el abuso y la violencia, descrito “con una predilección morbosa por lo grosero, cuando no brutal” que escandalizó y repugnó a sus contemporáneos. De hecho, todavía hoy, la dureza, audacia y auténtico rigor de esta novela siguen siendo igual de sorprendentes y desafiantes.
    Show book