Join us on a literary world trip!
Add this book to bookshelf
Grey
Write a new comment Default profile 50px
Grey
Subscribe to read the full book or read the first pages for free!
All characters reduced
Lo que Halloween ha unido que no lo separe el sadomasoquismo - Spin-off 2 de Mafia de tres - cover

Lo que Halloween ha unido que no lo separe el sadomasoquismo - Spin-off 2 de Mafia de tres

Angy Skay, Noelia Medina

Publisher: Entre Libros

  • 1
  • 5
  • 0

Summary

¿Qué podría pasar una noche de Halloween con la mafia? Absolutamente nada. Nada que no se salga del tiesto de las hazañas de las locas que encabezan esta serie, las mismas que han terminado formando un grupo... peculiar. Una sofisticada fiesta dará de qué hablar durante unas horas, cuando se internen en una mansión de lo más abrumadora que les mostrará un mundo hasta ahora desconocido para algunos de ellos. Disfraces caseros de goma eva, una petición, varias súplicas y un pinzamiento traicionero de tendones harán de este segundo spin-off una noche llena de carcajadas, de nuevos conocimientos y de sentimientos recién descubiertos, en apariencia sin conexión, que descontrolarán a nuestros protagonistas. ¿Vamos a por la noche más terrorífica?
En Halloween hay tres posibilidades: que los disfraces den miedo, risa o te pongan el mango tieso como el de una sartén.
¿Por cuál os decantáis?
Available since: 10/19/2022.
Print length: 56 pages.

Other books that might interest you

  • Fiesta de empresa - cover

    Fiesta de empresa

    Whitney G.

    • 9
    • 65
    • 0
    No me puedo creer que sacara el nombre de mi jefe para el regalo anual del amigo invisible…
    Ese capullo irritante y engreído, la reencarnación misma del diablo, nunca nos da días libres en Navidades, y espera de verdad que le estemos agradecidos por la generosa alternativa que nos ofrece: una fiesta de empresa.
    Se trata de un viaje obligatorio, con todos los gastos pagados y de dos semanas de duración, a un resort de lujo desconocido donde todavía tendremos que seguir trabajando de doce a quince horas al día.
    Estoy tan hasta las narices…
    Así que lo que hago es poner cero interés en su regalo. Le quito la etiqueta a lo que sea que me ha comprado mi hermana, añado un cheque regalo de Amazon por valor de cinco dólares y se lo hago llegar.
    No me entero de la terrible decisión que he tomado hasta que mi hermana me envía un mensaje:
    
    Georgia: ¿Por qué no te has partido de la risa con el último vibrador que te he regalado? De verdad espero que te imagines la cara de tu jefe cuando lo uses, igual que pongo en la nota. :-)
    
    Por si eso no fuera poco, el "viaje de lujo" de este año será a mi ciudad natal, el lugar que he estado evitando durante años. Y mi abuela es la propietaria del resort…
    Si consigo salir viva de esta, no volveré a "re-regalar" nada a nadie nunca más…
    Show book
  • Contradicción sin frenos y sin ti - Serie Sin ti - cover

    Contradicción sin frenos y sin...

    Pat Casalà

    • 0
    • 9
    • 0
    Kristie sigue sin tener las cosas claras, no quiere volver a confiar en Luke ni perdonarle otro desliz, pero tampoco es capaz de olvidar sus sentimientos por Dennis. Necesita poner distancia, pensar, dejarse mecer por las olas y aprender a hacer surf mientras consigue encontrar una forma de centrarse. Parece que el verano en California para alejarse de Texas no es suficiente, Luke intenta recuperarla, va en su busca, quiere convencerla con palabras, ya que se ha dado cuenta de su equivocación al sabotear la única relación de verdad de su vida, pero la ha herido demasiado y no sabe si ya es tarde. Los recuerdos de su relación con Dennis la bombardean. Él fue el amor de su vida, la persona que estuvo a su lado durante todos los difíciles años de su infancia a cargo del sistema estatal de tutela de menores y, aunque no sabe si podrá perdonarle algún día cómo acabaron, tampoco puede quitárselo de la cabeza. Tras enfrentarse a un giro inesperado y descubrir que Dennis guarda demasiados secretos peligrosos acerca de su pasado, Kristie deberá decidir a quién pertenece su corazón.
    Show book
  • Entre tú y yo - cover

    Entre tú y yo

    Whitney G.

    • 6
    • 58
    • 0
    Querida Hayley:
    Asumo que todavía estás de resaca, así que seré breve.
    Anoche te metiste bajo mis sábanas (sin mi permiso), y casi hicimos el amor. Salí de la cama tan pronto como me di cuenta de que eras tú y te llevé a casa.
    Eso fue lo que pasó.
    Punto.
    Final.
    En caso de que lo hayas olvidado, eres la hermana pequeña de mi mejor amigo. Nunca seremos nada más (no podemos ser nada más), así que preferiría que trabajásemos en lo de ser "solo amigos" de nuevo. No obstante, no soy de los que dejan preguntas sin responder —ni siquiera las que se hacen durante una borrachera—, por lo que, para dar por zanjada nuestra inapropiada conversación de forma adecuada, te contestaré:
    1) Sí, me gustó el roce de tus labios contra los míos cuando te pusiste encima de mí.
    2) Sí, por supuesto que prefiero el sexo rudo, pero estoy bastante seguro de que no fui rudo contigo.
    3) No, no tenía ni idea de que todavía eras virgen…
    Este mensaje nunca ha existido.
    Corey.
    Show book
  • Una estrella solo para mí - cover

    Una estrella solo para mí

    Laura Maqueda

    • 0
    • 4
    • 0
    La máxima aspiración de Leslie, mientras trabaja en Los Ángeles como asistente de la insoportable actriz Barbara Williams, es ser guionista de cine, así que cuando, de la noche a la mañana, le ofrecen el papel principal para interpretar a una diva de Hollywood en un biopic, su vida da un giro radical: ¡va a convertirse en actriz! Pero lo más sorprendente es la identidad de su coprotagonista: Rhys Hudson, el oscarizado actor… y amor de adolescencia de Leslie.
    
    El Rhys adulto se muestra como un hombre muy reservado y celoso de su vida privada; sin embargo, al reencontrarse con Leslie no tardará en descubrir que todo aquello en lo que ha basado su vida está a punto de desmoronarse, y se verá empujado a replantearse su propia existencia.
    
    Leslie comprueba que lo que un día sintió por Rhys no se ha disipado del todo, y Rhys dará muestras de que Leslie sí le importó entonces más de lo que aparentaba…, porque la pasión que empieza a despertar entre los dos es innegable, y con un rodaje en Grecia, que incluirá escenas subidas de tono, no podrán ni querrán poner freno al deseo que los embarga.
    
    Con las islas griegas y las luces de Hollywood como telón de fondo, Rhys y Leslie volverán a compartir momentos del pasado al tiempo que saldrán a la luz secretos que podrían poner en peligro su incipiente relación.
    
    Aunque… ¿y si sale bien?
    Show book
  • Dos semanas y una noche - cover

    Dos semanas y una noche

    Whitney G.

    • 24
    • 186
    • 0
    A quien corresponda:
    Sirvan estas líneas para anunciar formalmente mi renuncia en Parker International (y a su arrogante y condescendiente director), efectiva a partir de hoy en dos semanas.
    Ha sido una decisión MUY FÁCIL de tomar, dado que los dos últimos años han sido un horror total. Espero que su nueva asistente ejecutiva tenga toda la suerte del mundo (la necesitará), y si mi jefe me necesita para cualquier cosa en estas dos semanas, que alguien le diga que puede apañárselas solo.
    Un saludo (no tan) cordial.
    Tara Lauren.
    Este es el aviso de dimisión que debí haber mandado con dos semanas de antelación a mi jefe, porque la versión profesional —aquella en la que decía sentirme "agradecida por la oportunidad" y "honrada por haber tenido tan gratificantes experiencias"— fue rechazada con esa sonrisilla sexy tan suya y ese "es altamente recomendable que lea usted la letra pequeña del contrato".
    Y lo hice.
    Ahora me doy cuenta de que, a menos que finja mi propia muerte, le envenene o encuentre la forma de renegociar ese contrato imposible de entender, estoy atrapada trabajando para uno de los jefes más engreídos y bordes de todo Nueva York.
    Y entonces, cuando creía que nada podía ir a peor, me llama anoche a última hora con una proposición difícil de creer...
    Show book
  • Rendirse al diablo - cover

    Rendirse al diablo

    Elizabeth O´Roark

    • 5
    • 47
    • 0
    Puede que no sea el diablo, pero trabajar para él durante seis semanas es mi idea del infierno.
    Hayes Flynn es un cabrón arrogante, inmensamente rico, conocido por su afición a las fiestas y por la forma en que reparte su «encanto» británico por todo Hollywood, sin repetir nunca con la misma mujer. Es la última persona para la que quiero trabajar, aunque es guapo por castigo, y cuanto más tiempo pasamos juntos, más me cuesta odiarlo. Porque debajo de su fachada engreída hay un corazón que no quiere mostrar, y que alguien le rompió en pedazos diez años atrás.
    Parte de mí quiere recomponérselo antes de marcharme, pero… ¿podré hacerlo sin que se rompa el mío por el camino?
    Show book