Add this book to bookshelf
Grey 902feb64d8b6d481ab8ddda06fbebbba4c95dfa9b7936a7beeb197266cd8b846
Write a new comment Default profile 50px
Grey 902feb64d8b6d481ab8ddda06fbebbba4c95dfa9b7936a7beeb197266cd8b846
Spinner ae25b23ec1304e55286f349b58b08b50e88aad5748913a7eb729246ffefa31c9
Conocer a una mujer - cover

Conocer a una mujer

Amos Oz

Translator Raquel García Lozano

Publisher: Siruela

  • 33
  • 258
  • 0

Summary

Yoel Raviv, agente del Mossad, acaba de enviudar y decide abandonar su profesión y alquilar una casa en las afueras de Tel Aviv, en donde poder empezar una nueva vida junto a su hija, su madre y su suegra. Pero este periodo de paz se transforma en un duro camino para Yoel que descubre que, en verdad, no sabía nada de su esposa. Aunque quizá lo más importante es que tiene que asumir que realmente nunca ha escuchado a ninguna mujer de su familia. Después de toda una vida descubriendo los secretos de los demás, se ve obligado a mirar ahora hacia atrás, a las mentiras que él mismo ha dicho, al sombrío enigma de la vida y la muerte de su mujer, a sus años al servicio del Estado y al misterio de la conducta de su hija.

Who read this book also read:

  • Ley Garrote - cover

    Ley Garrote

    Joaquín Guerrero Casasola

    • 0
    • 6
    • 0
    A Gil Baleares -ex policía judicial mexicano e investigador privado de poca monta- lo único que le interesa es poder hacerse con un coche nuevo, un precioso modelo japonés, y librarse así definitivamente del viejo cacharro que se ve obligado a conducir. Por esta razón, acepta resolver el secuestro de Alicia del Moral, la joven hija del dueño de una fábrica de dulces. Los secuestradores que la retienen exigen a los padres una cantidad exorbitante de dinero y eso, sumado a la crueldad de las imágenes que han hecho llegar a la familia, no hace presagiar un final feliz.  Sin embargo, Gil sigue tirando del hilo y descubriendo indicios hasta que toda la investigación se ve puesta en peligro por la intervención de la policía: por un lado están los corruptos, implicados en el secuestro y que intentan obstaculizar la labor de Gil; por otro, Marcial Oviedo de la policía judicial, quien quiere aprovecharse de Gil y llevarse la gloria de la resolución del caso.Y en medio de este cuadro, está e padre de Baleares, Ángel El Perro Baleares, ex policía judicial, leyenda mítica del turbio mundillo de la corrupción policiaca de los años setenta en el DF, y ahora enfermo de alzheimer, un personaje disparatado a la vez que extrañamente cuerdo.Gil se verá, en más de una ocasión, cruzando el camimo donde la justicia y la corrupción pierden fornteras, y poniendo en peligro su integridad física, amenazada por la aterradora ley garrote.
    Show book
  • Oona y Salinger - cover

    Oona y Salinger

    Frédéric Beigbeder

    • 1
    • 4
    • 0
    Nueva York, 1940. J. D. Salinger es un chico larguirucho de veintiún años. Escribe relatos e intenta que se los publiquen las revistas literarias del momento. Oona O’Neill tiene quince años y es hija del gran dramaturgo Eugene O’Neill. Es tremendamente bella y se codea con lo más granado de la sociedad neoyorquina. Oona y Salinger se conocen y salen durante un tiempo. Pero al cabo de dos años, tras el bombardeo de Pearl Harbor, Salinger se alista en el ejército y se separan. Él participa en el desembarco de Normandía y ella se casa en 1943 con Charles Chaplin, con quien permanecerá hasta la muerte de él, en 1977, y tendrá ocho hijos. Salinger escribe a Oona cartas que nunca han salido a la luz. Hasta aquí los hechos conocidos. Pero Frédéric Beigbeder, fascinado por los protagonistas de este relato interrumpido, decide contarnos la historia entera. Rellena los huecos, recrea lugares y ambientes, fabula diálogos. Incluso reescribe las cartas de los amantes e imagina un último encuentro fugaz, al cabo de cuarenta años, en Grand Central Station. En un inteligente ejercicio de historia ficción, o de faction, como lo llama él, consigue conmovernos con la historia de amor y desamor de dos personajes que terminaron teniendo su papel en la historia del siglo XX. Y, por el camino, el autor nos habla del Nueva York de los años cuarenta, de la Segunda Guerra Mundial, de cine, de literatura. Y da voz a Truman Capote, Ernest Hemingway o Charlie Chaplin, entre otros. Y escribe también, cómo no, sobre sí mismo. Sobre su obsesión por seguir siendo joven a pesar de la edad, su admiración por el autor de El guardián entre el centeno y su amor platónico por Oona, sobre su condición de escritor. Y hasta sobre su romance con su actual esposa, veinticinco años más joven que él, que quiere ver como un reflejo de la relación entre Chaplin y Oona O’Neill, o entre Salinger y sus jóvenes amantes. Socarrón, como siempre, Beigbeder salpimenta el conjunto con sus acostumbradas píldoras de sabiduría vital: «La vejez es cuando empiezas a tener tiempo para interesarte por los nombres de los pájaros.»
    Show book
  • La princesa impostora Al servicio del jeque - cover

    La princesa impostora Al...

    Jane Porter

    • 9
    • 20
    • 0
    La princesa impostora Era como un cuento de hadas. Hannah accedió a ayudar a una princesa y, pocas horas después, se encontró prometida con un rey. Esa peligrosa farsa tenía que acabar pronto, pues la química entre ellos era demasiado real. La prometida de Zale era una mujer llena de vida que le hacía hervir su sangre azul. Pero ¿era digna de ser reina? Tendría que idear el modo de descubrirlo.  Al servicio del jeque  Después de ser rechazada y humillada públicamente por el padre de su hijo, la princesa Emmeline d’Arcy no tenía anillo ni fecha de boda y esperaba un hijo ilegítimo. Y, para colmo de males, tenía que cambiar su vida de lujo y hacerse pasar por su hermana gemela, la ayudante personal del jeque Makin Al-Koury. Emmeline, que estaba acostumbrada a que le sirvieran en todo momento, tendría que estar pendiente de los caprichos de su jefe… día y noche. Pero cuando él descubriera su vergonzoso pasado, ¿no prescindiría de ella y pasarían a ser solo un recuerdo sus caricias?
    Show book
  • 1983 - cover

    1983

    David Peace

    • 6
    • 4
    • 0
    «Ésta es la última entrega y es magnífica… David Peace se ha convertido en uno de los más originales y absorbentes autores de novela negra del mundo», Yorkshire Post «El ritmo es frenético, la violencia estomagante, el estilo extra-stacatto, y la moraleja triste y desoladora, pero la voz de Peace es poderosa y única. Un material fascinante que no dejará indiferente a nadie», The Guardian1983: Margaret Thatcher está a punto de ser reelegida por segunda vez y en Morley, West Yorkshire, acaba de desaparecer una niña. La víctima iba al mismo colegio que Clare Kemplay, la niña asesinada en 1974, la primera novela del ciclo Red Riding. «Esto nunca termina», dicen las madres. En 1983 David Peace pone fin a una tetralogía que narra hipnóticamente, con aspereza y profundidad, mucho más allá de lo que es regla en la novela negra, una pesadilla interminable. Un abogado intenta recurrir la sentencia que condenó a un falso culpable por la muerte de Clare Kemplay. Un poli corrupto desentierra viejas heridas en busca de una imposible redención. Y un joven que ha pasado toda su vida al margen de la ley decide tomarse la justicia por su mano. 1983 retoma los personajes y tramas de las anteriores novelas del cuarteto y resuelve sus misterios y sórdidos secretos. Al final no quedarán cabos sueltos, tal vez porque, como dice uno de los protagonistas, los cabos sueltos sueltos deben morir.
    Show book
  • Mis documentos - cover

    Mis documentos

    Alejandro Zambra

    • 4
    • 9
    • 0
    Mi padre era un computador y mi madre una máquina de escribir», apunta Alejandro Zambra en las primeras páginas de este libro de relatos, que bien puede leerse como una novela, o como once breves novelas archivadas en la carpeta Mis documentos. A veces parece que hablara un mismo personaje, trasunto del autor, que recuerda sus desventuras como estudiante y como profesor, o que registra su malhumorado intento de superar el tabaquismo («Qué cosa más absurda, realmente: querer vivir más. Como si fuera, por ejemplo, feliz»). Pero la ilusión de una vida propia, fomentada por la famosa carpeta de Windows, se rompe pronto: los documentos de uno son, en el fondo, los documentos de todos, parece decirnos Zambra, en especial si se habita un país que necesita indagar en el pasado. Con el fino sentido de la ironía y la precisión que ya le conocemos, con humor y melancolía, con espíritu paródico, con aliento lírico y a veces con rabia, Alejandro Zambra traza la anodina existencia de unos hombres que se repliegan en una idea antigua de la masculinidad, o el tránsito de unos seres pendulares que apuestan sus últimas fichas al amor. La incesante búsqueda del padre, la obsolescencia de objetos y de sentimientos que parecían eternos, el desencanto de los jóvenes de la transición («La adolescencia era verdadera. La democracia no»), la impostura como única forma de arraigo, y la legitimidad del dolor, son algunos de los temas que cruzan este libro. Mis documentos muestra a un autor que consolida y proyecta hacia lugares nuevos el personal estilo forjado en Bonsái (descrita por Junot Díaz en The New York Times como «un puñetazo en la mandíbula»), La vida privada de los árboles («Una obra sorprendentemente entera y resonante», según The Complete Review), y Formas de volver a casa, una novela sobre la cual la crítica ha sido elocuente: «Un magnífico lenguaje, a la sombra de Carver: precisión, tristeza, crueldad, ternura» (Joaquín Arnáiz, La Razón); «Una de las mejores novelas chilenas en mucho tiempo» (Tal Pinto, The Clinic); «Formas de volver a casa eleva a Zambra al lugar de los escritores vivos que simplemente debemos leer» (Clancy Martin, Bookforum); «Un talento asombroso» (Adam Thirlwell, The New York Times Book Review).
    Show book
  • La chica sobre la nevera y otros relatos - cover

    La chica sobre la nevera y otros...

    Etgar Keret

    • 13
    • 57
    • 0
    Etgar Keret nos ofrece unos cuentos muy cortos que se suceden al ritmo trepidante de la vida israelí, revelando una realidad insoportable y conmovedora a la vez: la de una sociedad que intenta distanciarse del absurdo de los conflictos bélicos de la región. Los cuentos de Keret nos provocan violentas risotadas por sus profundas inmersiones en el humor más negro y su enorme ironía. Moviéndose entre la vida corriente y la fantasía, expresan su disconformidad e incomodidad ante la realidad, hablan de la violencia, de la debilidad humana, de perdedores sin ambiciones, de soñadores que todavía creen poder cambiar el mundo y, también, de la generación de los treintañeros incorregiblemente apegados a la infancia, y todo ello en un lenguaje coloquial, precipitado y natural en el que se reconocen las técnicas del pastiche, del kitsch y del vídeo clip.
    Show book