Add this book to bookshelf
Grey 902feb64d8b6d481ab8ddda06fbebbba4c95dfa9b7936a7beeb197266cd8b846
Write a new comment Default profile 50px
Grey 902feb64d8b6d481ab8ddda06fbebbba4c95dfa9b7936a7beeb197266cd8b846
Spinner ae25b23ec1304e55286f349b58b08b50e88aad5748913a7eb729246ffefa31c9
Anna Karénina - cover

Anna Karénina

Lev Tolstói

Translator Jesús Santos Hervás, Olga Penzova

Publisher: EDAF

  • 297
  • 1.63K
  • 6

Summary

La novela del conde de Tolstoi narra los amores paralelos de Anna Karénina con el joven oficial Vronski y los de su hermana con un noble terrateniente. Son historias en contrapunto, aquella en desdicha, esta en bucólica apacibilidad. La obra rusa sigue el camino abierto años antes por los amores adúlteros de Emma Bovary. Tolstoi dará una solución de mayor carga metafísica, de índole personal, frente a la presión de las convenciones sociales.

Who read this book also read:

  • Cuentos y leyendas de Sevilla - cover

    Cuentos y leyendas de Sevilla

    Ángel Pérez Guerra

    • 1
    • 9
    • 0
    Sevilla es una ciudad de leyenda. Puede que ella misma sea una leyenda viva (o tal vez sólo en apariencia) para solaz de propios y extraños. O al menos hay una Sevilla de leyenda, que se desdobla en blanca y negra. Existe, por supuesto, como en cualquier otra urbe, el lado oscuro, incluso siniestro, de la villa. Y como desde Sade y Allan Poe, como desde Baudelaire y casi todo el mayo del 68, es una Sevilla bendecida por los amantes de la descomposición orgánica. No es mi Sevilla. Y no es la que, amable lector, vas a encontrar en este libro. Huye él del otro extremo, de la pandereta y los faralaes, de los caireles y el tópico fácil. Pero es un libro de leyendas, y estos mitos son. Y en cuanto que mitos, invariantes castizos, al mismo tiempo (he aquí su grandeza) locales y universales. La clave de este libro está en la Historia de Sevilla. Porque casi todos los ingredientes de un compendio de leyendas como éste se encuentran en el pasado de una metrópoli que puede ufanarse de haber sido eje de lo mejor y lo peor de la especie humana durante muchos siglos. En ella se han dado cita pueblos de lo más variopinto, y no hace falta volver sobre su carácter de puente, puerto y puerta de paso entre dos mundos. Todo eso ha producido una ingente cantidad y una notable calidad de peripecias que invitan unas veces a la exageración y otras a la fantasía pero que sucedieron, que están ahí, en cada esquina de la geografía urbana llamada Sevilla, un nombre que nunca deja indiferente. No padece este libro el mal de altura de la soberbia. Aspira, sencillamente, a ocupar un hueco en la memoria colectiva de los hijos fieles de Sevilla y de aquellos que arribaron a ella para llevarse después en el pecho un trozo de vivencia con su nombre. Pero que nadie busque aquí historiografía. Se ha actuado libérrimamente, alterando cronologías, reinventando personajes e intercambiando identidades. Se ha jugado con fechas y con lugares. Se ha intentado hacer literatura, y por lo tanto, creación. (Extracto del prólogo del autor)
    Show book
  • Relatos - cover

    Relatos

    Horacio Quiroga

    • 0
    • 0
    • 0
    Horacio Silvestre Quiroga Forteza (Salto, 31 de diciembre de 1878-Buenos Aires, 19 de febrero de 1937). Uruguay.
    Era hijo del vicecónsul argentino en Salto quien descendía del caudillo riojano Facundo Quiroga. Desde pequeño vivió acontecimientos trágicos: a los tres meses de edad, su padre murió de un disparo accidental de su propia escopeta en su presencia.
    Hacia 1900 Quiroga se fue a París tras recibir la herencia de su padre. Al volver, fundó con sus amigos Federico Ferrando, Alberto Brignole, Julio Jaureche, Fernández Saldaña, José Hasda y Asdrúbal Delgado, el «Consistorio del Gay Saber», un laboratorio literario donde ensayaron nuevas formas de expresión.
    Durante 1917, Quiroga vivió con sus hijos en un sótano de la avenida Canning, alternando su trabajo como diplomático y la escritura de relatos publicados en revistas. La mayoría de estos fueron recogidos en libros, el primero de los cuales fue Cuentos de amor de locura y de muerte (sic, título sin coma), que tuvo gran éxito de público y de crítica. Al año siguiente apareció Cuentos de la selva, colección de relatos infantiles protagonizados por animales y ambientados en la selva. Quiroga dedicó este libro a sus hijos, que lo acompañaron durante ese período de pobreza.
    A partir de 1932 Quiroga vivió en Misiones con María Elena y su tercera hija. Por entonces le diagnosticaron hipertrofia de próstata. Agravada su dolencia, Quiroga viajó a Buenos Aires y allí descubrieron que tenía un cáncer de próstata avanzado. Horacio Quiroga murió el 19 de febrero de 1937, tras beber un vaso de cianuro.
    Show book
  • Recuerdos de un hacendado - cover

    Recuerdos de un hacendado

    Godofredo Daireaux

    • 0
    • 1
    • 0
    Un retrato de la vida en una estancia en Argentina.
    Show book
  • Viaje a las ruinas de Pesto - cover

    Viaje a las ruinas de Pesto

    Angel Saavedra. Duque de Rivas

    • 0
    • 0
    • 0
    Ángel Saavedra. Duque de Rivas (Córdoba, 1791-Madrid, 1865). España.
    Luchó contra los franceses en la guerra de independencia y más tarde contra el absolutismo de Fernando VII, por lo que tuvo que exiliarse a Malta en 1823. Durante su exilio leyó obras de William Shakespeare, Walter Scott y Lord Byron y se adscribió a la corriente romántica con los poemas El desterrado y El sueño del proscrito (1824), y El faro de Malta (1828).
    Regresó a España tras la muerte de Fernando VII heredando títulos y fortuna. Fue, además, embajador en Nápoles y Francia. 
    Show book
  • Una ciudad flotante - cover

    Una ciudad flotante

    Julio Verne

    • 89
    • 429
    • 0
    Otro gran libro de Julio Verne, escrito en el mismo año que 20000 leguas de viaje en submarino.
    Show book
  • Historia verdadera de la conquista de la Nueva España I - cover

    Historia verdadera de la...

    Bernal Díaz del Castillo

    • 0
    • 0
    • 0
    En 1514, cuando Bernal Díaz embarcó hacia el Nuevo Mundo, no había cumplido veinte años, y tres años más tarde participaba en la expedición dirigida por Hernán Cortés hacia México, donde unos pocos españoles, en algo menos de dos años, consiguieron derrotar al Imperio azteca. Cuarenta años más tarde, Bernal Díaz relata, con un afán de fidelidad tan tenaz como problemático, una de las grandes expediciones que más han marcado el imaginario occidental: los desafíos que planteaba el poder, las tácticas de Cortés para aproximarse al imperio de Montezuma y, más tarde, al de Cuauhtemoc, el choque de creencias, la explotación de los nativos para conseguir oro y otros tesoros, o las batallas que se libraron hasta la caída de México. La Historia verdadera de la conquista de la Nueva España es, si no un relato fidedigno de lo que ocurrió, sí una de las obras de la literatura de la Conquista —junto con los Diarios de Colón, las Cartas de relación de Cortés y la Historia de la destrucción de las Indias del padre Bartolomé de las Casas— que mejor atestiguan la mentalidad occidental de la época. Si, como señaló Todorov, la conquista de América es «el encuentro más asombroso de nuestra historia. En el “descubrimiento” de los demás continentes y de los demás hombres no existe realmente ese sentimiento de extrañeza radical» (La conquista de América: el problema del otro), es muy posible que esa radical extrañeza fuera lo único que compartieron los hombres que participaron en aquel encuentro. 
    La presente edición está basada en el Manuscrito Guatemala.
    Show book