Did you know that reading reduces stress?
Add this book to bookshelf
Grey
Write a new comment Default profile 50px
Grey
Subscribe to read the full book or read the first pages for free!
All characters reduced
El Señor y lo demás, son cuentos - cover

El Señor y lo demás, son cuentos

Leopoldo Alas "Clarín"

Publisher: Fundación Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes

  • 7
  • 52
  • 0

Summary

Primera colección de cuentos de Clarín. El primer relato es en realidad una novela corta intensamente lírica y representa el ideal de un amor puro sublimado desde la atracción de la carne.

Other books that might interest you

  • El hombre que perdió su sombra - cover

    El hombre que perdió su sombra

    Adelbert von Chamisso

    • 1
    • 3
    • 0
    El hombre que perdió su sombra es un clásico de la literatura romántica alemana y una de las obras que más admiraban autores tan diversos como Heinrich Heine, Thomas Mann o Italo Calvino. 
     El joven Peter Schlemihl vende su sombra al diablo a cambio de inagotables cantidades de oro. No imagina el desdichado que un hombre sin sombra es un indeseable, un paria. El mundo lo condena al ostracismo y ni toda la riqueza del mundo puede traerle consuelo.  
     Como un hombre sin sombra nada es, ni su adorada Mina soporta la situación. Cuando una noche de luna la horrible verdad se le revela, huye del apestado pretendiente.  
     Pero todavía puede Schlemihl recuperar su vida otrora sencilla y feliz: bastaría con escuchar la seductora voz del diablo y venderle, a cambio de su añorada sombra, el alma.  
     Esta bella edición, ilustrada por David Espinosa,  el Dee , hará las delicias de los lectores contemporáneos.  
     "El hombre que perdió su sombra se cuenta entre las más encantadoras obras de juventud de la literatura alemana." 
    Thomas Mann
    Show book
  • El Jardín de los Suplicios - cover

    El Jardín de los Suplicios

    Octave Mirbeau

    • 15
    • 72
    • 0
    Ambientada en la célebre época del caso Dreyfus, y considerada una de las mejores novelas del decadentismo francés, "El Jardín de los Suplicios" causó un tremendo escándalo tras su publicación por lo gráfico de sus alusiones y lo depravado de su argumento.Mirbeau dedica «estas páginas de asesinato y sangre a los Sacerdotes, a los Soldados, a los Jueces, a los Hombres que educan, dirigen y gobiernan». La novela, de una alta carga política y erótica, se divide en tres partes: la primera, «Frontispicio», se dedica a glosar el crimen como algo propio del instinto natural humano; la segunda, «En misión», narra la caída política del protagonista, un hombre corrupto que para huir de su propio declive parte como embriologista en expedición «científica» a Ceilán; en la tercera, «El Jardín de los Suplicios», el narrador anónimo y su amante, Clara, una inglesa sádica e histérica, visitan una dantesca prisión china, donde la visión de las torturas que sufren los supliciados llevará a Clara a un delirante éxtasis erótico.
    Show book
  • Fausto - cover

    Fausto

    J.W. Goethe

    • 0
    • 11
    • 0
    Queda siempre en el Fausto la fuerza de un pensamiento riquísimo y la plasmación de un mito, el último que nuestra civilización ha acuñado con el sello de la gran poesía. —Del prólogo de Francisco Ayala
    A partir de la figura medieval del doctor Fausto y su fatídico pacto con el diablo, Goethe dedicó varias décadas de su portentosa carrera literaria a la composición de una obra dramática en dos partes: un fragmento de la primera tuvo su edición original en 1790, pero la segunda sólo vería la luz de manera póstuma. Fausto dejaría una impronta definitiva en las ideas occidentales sobre la sed de conocimiento, la tentación, la culpa reincidente y la inmortalidad del alma. Pasto para lecturas y relecturas de la más diversa índole, e inspiración de compositores como Schubert, Schumann, Berlioz, Liszt, Mahler y Henze, Fausto es no solamente una de las obras cumbre de la lírica alemana, sino parte innegable del imaginario y la mitología del mundo moderno.
    Show book
  • Ennui - cover

    Ennui

    Maria Edgeworth

    • 3
    • 7
    • 0
     
    ¿Qué te queda por desear cuando ya lo tienes todo?
    El conde  de Glenthorn fallece dejando a su heredero su título y una enorme fortuna. El joven conde se entrega sin medida a las diversiones y vicios de moda pero, incluso mientras disfruta de todos ellos, se siente permanentemente insatisfecho sin saber por qué. Es víctima del ennui, un hastío que sobreviene a quien lo tiene todo.
    Sin embargo, la visita de la nodriza irlandesa que lo crio hace que Glenthorn emprenda un viaje a las antiguas tierras de su familia en Irlanda, donde encontrará los mejores antídotos contra su enfermedad: el amor, las aventuras y el trabajo.
    Maria Edgeworth es la principal novelista inglesa de finales del siglo  XVIII  y comienzos del  XIX . Entre sus admiradores se contaban Jane Austen, Lord Byron, Stendhal, Iván Turguénev, Anthony Trollope o Walter Scott.
    "He decidido leer únicamente mis obras y las de Maria Edgeworth."
    Jane Austen
    "Las novelas de Maria Edgeworth han sido una revelación para mí. Me gustaría, aunque fuera a mi modesta manera, ser capaz de emular los maravillosos retratos irlandeses que hace la señorita Edgeworth"
    Iván Turguénev
    "Ennui me tiene encantada."
    Madame de Staël
    "La contribución más innovadora, valiente e influyente de una escritora inglesa antes de Charlotte Brontë y George Eliot."
    Marilyn Butler
    "Ennui es una obra perfecta, a la altura de los mejores textos de Voltaire."
    The Edinburgh Review
    Show book
  • La educación sentimental - cover

    La educación sentimental

    Gustave Flaubert

    • 5
    • 29
    • 0
    En La educación sentimental es todo una floración del arte por más que el autor solo pinte lo real. Con habilidad inmensa, y desde el suelo, imprime a todas las palabras que emplea una vibración tal que parecen caer desde una trompeta celestial. Émile Zola
     
    Frédéric Moreau, un joven de dieciocho años que acaba de obtener el título de bachiller, vuelve a su casa en Nogent-sur-Seine, una pequeña ciudad a unos 100 kilómetros de París. Ha pasado antes unos días en El Havre, donde su madre lo ha enviado, «con el dinero justo», a visitar a un tío rico que espera que lo nombre heredero. En el barco conoce a una mujer que lo deslumbra, la señora Arnoux, casada con un marchante de arte y madre de una hija. Este encuentro determinará «la historia de un joven», como dice el subtítulo de la novela, en un lapso que cubre la monarquía de Luis Felipe, la revolución de 1848, la instauración de la Segunda República y el golpe de Estado de Luis Napoleón que llevará al Segundo Imperio. Habrá otras mujeres: conocerá el «alegre desorden» de las mantenidas tanto como «el mundo superior de los adulterios patricios». Tendrá amigos, que le salvarán o traicionarán. Y, aunque de hecho indiferente a todo menos al amor por la señora Arnoux, Frédéric es «hombre de los que caen en todas las debilidades» y se imaginará gran poeta o historiador, consejero de Estado, especulador financiero, rentista, diputado.
     
    La educación sentimental (1869), que aquí presentamos en una nueva traducción de María Teresa Gallego Urrutia y Amaya García Gallego, distó mucho, en su día, de alcanzar el éxito de La señora Bovary, pese a ser elogiada por George Sand, Émile Zola y Guy de Maupassant. De hecho, habría que esperar a la revalorización que hizo Marcel Proust para que entrara en el canon de lecturas flaubertianas. Hoy se considera una de las obras maestras de su autor, y una de las más autobiográficas.
    Show book
  • Diario del año de la peste - cover

    Diario del año de la peste

    Daniel Defoe

    • 26
    • 223
    • 2
    En 1720 la peste, que prácticamente había desaparecido de Europa después del gran brote de 1665, volvía inopinadamente a declararse en Marsella. En Londres muchos recordaban esa tragedia de su niñez; en cada casa se contaban terribles historias sucedidas a parientes y amigos. Las noticias que llegaban de Marsella traían ahora de nuevo el pánico y la inseguridad. Daniel Defoe, que se ganaba la vida como periodista, aunque había publicado ya dos novelas en torno —precisamente— a un personaje sometido a la angustia de una situación límite (Robinson Crusoe y Moll Flanders), había sido uno de esos niños que en 1665 sobrevivieron a la epidemia. Su preocupación por la actualidad y lo que podría ocurrir en caso de que sobreviniera otro «azote» le llevó en 1722 a escribir el Diario del año de la peste, bajo la forma de las memorias de un superviviente de la catástrofe. Aquí el personaje no es, sin embargo, un individuo, sino toda una ciudad, y al recrear sus padecimientos con tanta viveza y realismo —sirviéndose de estadísticas y tratados de medicina tanto como de patéticos episodios personales— Defoe consiguió algo insólito: como apunta Anthony Burgess en la introducción a esta edición, el motivo de que este libro se haya convertido en un clásico es que «además de aceptarlo como ficción, cada generación lo ha leído también como Historia».
    Show book