"There is more treasure in books than in all the pirates' loot on Treasure Island." - Walt Disney
Add this book to bookshelf
Grey
Write a new comment Default profile 50px
Grey
Subscribe to read the full book or read the first pages for free!
All characters reduced
¿Estamos a tiempo? - cover

¿Estamos a tiempo?

John Berger

Translator Pilar Vázquez

Publisher: Nórdica Libros

  • 3
  • 11
  • 0

Summary

«John Berger y Selçuk Demirel empezaron a pensar y a trabajar en este libro en 2016. En él tratan una cuestión crucial para ambos: el tiempo. El tiempo como concepto filosófico que cambia según los momentos históricos y políticos del pensamiento; el tiempo de la memoria y del duelo; el tiempo del amor y de la esperanza; el tiempo del cuerpo biológico, prisionero de sus ritmos implacables, y aquel, eterno, de la conciencia; el tiempo de la resistencia y de la revuelta, del proyecto y de la visión; el tiempo de la naturaleza, entre la duración efímera de la mariposa y el tiempo rocoso y, sin embargo, morrénico, de las montañas y de los glaciares; el tiempo despiadado e indiferente del capital, que condena a la obsolescencia todo lo que encuentra a su paso; el tiempo de los sueños y de la invención, de la escritura y del dibujo».
[De la presentación de Maria Nadotti]

Other books that might interest you

  • Virginia Woolf las olas - cover

    Virginia Woolf las olas

    Jesús Marchamalo

    • 3
    • 14
    • 1
    «Tenía una habitación propia. Un cuarto luminoso, pequeño y ordenado, casi como una celda, sobrio, que construyó en Monk’s House, su casa de Rodmell, con las ganancias de su novela Orlando. La cama, estrecha, cubierta por una colcha de un blanco virginal, que acentuaba la luz de la ventana, y un cojín solitario. Tenía una librería empotrada que servía de cabecero, un par de sillas y un velador de mimbre donde le gustaba poner un jarrón con flores frescas».
    Show book
  • Anna Karenina - el manga - cover

    Anna Karenina - el manga

    León Tólstoi

    • 3
    • 9
    • 0
    El manga está centrado en la peripecia sentimental de Anna y Alekséi –idilio al cual asisten el marido de Anna, el conde Karenin, y el hijo de ambos, Seryozha–, pero también se centra en las relaciones de las otras dos parejas protagonistas: Dolly y Stiva, por un lado, y Kitty y Levin, por el otro.
    Probablemente, el antagonismo decisivo en la historia se cifre en las trayectorias divergentes de Levin y Anna. Levin, al ver rechazada su propuesta de matrimonio por Kitty, retorna al campo, recupera la seguridad en sí mismo y encuentra sentido a su vida en contacto con los campesinos, lo cual le permite sobreponerse, volver a pedir la mano de Kitty y comenzar una vida juntos, mientras que Anna, fascinada por el lujo de la vida urbana y enamorada del amor, se siente tentada por Vronsky, una relación que ya presagia desgracia, pero a la que es incapaz de sustraerse, para acabar, enloquecida, lanzándose al paso de la locomotora.
    Show book
  • Los pequeños - cover

    Los pequeños

    Marion Fayolle

    • 0
    • 1
    • 0
    Una mano que acuna, acaricia, sostiene y se pone de puntillas cuando el niño está dormido. Durante el primer año de su hijo, Marion dibuja como para respirar profundamente. Sus imágenes se amontonan, la ayudan a pensar, la cuestionan, arreglan sus emociones y envían recuerdos a su hijo de su gran metamorfosis en madre. Después de la publicación de su último cómic, Marion Fayolle se convirtió en madre. En el primer año después del nacimiento de su hijo, hizo una serie de dibujos sobre la paternidad; inspirado por la multitud de emociones, sentimientos e ideas ricas y contradictorias que marcaron este período de su vida. Una suma de dibujos que a veces son divertidos, a veces tiernos pero siempre igual de poderosos para iluminarnos, cuestionarnos, alegrarnos y permitirnos traducir en imágenes bellos y profundos sentimientos.
    Show book
  • Un disfraz equivocado - cover

    Un disfraz equivocado

    Fernando Pessoa

    • 3
    • 30
    • 0
    Nadie nació tantas veces como Fernando Pessoa: en Lisboa el 13 de junio de 1888, en abril de 1889 de nuevo en Lisboa y en Tavira el 15 de octubre de 1890, entre otras. Fernando Pessoa nació cuantas veces quiso, ventrílocuo de sí mismo, empeñado en dar no solo voz sino vida completa (por más que para él poca vida había fuera de la escritura) a todas las voces que le habitaban. Quiso llevar cada matiz, cada contradicción de su alma, hasta el extremo, y para ello creó su interna multitud, su hermandad de heterónimos. Escribió los poemas de todos ellos, publicó solo cuatro libros en vida y unos cuantos poemas en revistas, y amontonó todo lo demás en un baúl que se haría famoso; un baúl lleno de gente, según expresión feliz de Antonio Tabucchi. Otros poetas modernistas, dice Robert Hass, como Yeats, Pound o Eliot inventaron «máscaras a través de las cuales hablaban ocasionalmente... Pessoa inventó poetas enteros».
    Show book
  • La saga de EIrík el Rojo - cover

    La saga de EIrík el Rojo

    Anonymous

    • 22
    • 64
    • 0
    Crítica 
    ««En el siglo XII, los islandeses descubren la novela, el arte de Cervantes y de Flaubert, y ese descubrimiento es tan secreto y tan estéril para el resto del mundo como su descubrimiento de América.»»Jorge Luis Borges 
    El país de la nieve protagoniza la Feria del Libro de Fráncfort y Nórdica rescata "Eirík El Rojo"Miscelánea 
    Sinopsis 
    La saga de Eirík el Rojo cuenta la historia de un héroe de mucho tiempo atrás, pero que pervive en la memoria de sus descendientes y del cual corren relatos en las regiones donde vivió.  
    Esta es una de las sagas islandesas del siglo XIII, de autor anónimo, en la que se narra el viaje de unos vikingos, entre ellos Eirík el Rojo, que parten desde Islandia y descubren Groenlandia y la colonizan.  
    Más tarde viajarán hasta Vinlandia, lo que demostraría que los vikingos llegaron a América en el año 1000, unos cinco siglos antes que Cristóbal Colón.  
    Como señala Enrique Bernárdez, «antes los héroes eran más heroicos, viajaban más, descubrían nuevas tierras ya olvidadas, o apenas conocidas». 
    Cita 
    "Ese verano, Eirík se fue a vivir en las tierras que había encontrado, y que llamó Groenlandia, esto es, Tierra Verde, pues dijo que los hombres estarían más dispuestos a ir allá si la tierra tenía un buen nombre."
    Show book
  • De los libros - cover

    De los libros

    Michel de Montaigne

    • 5
    • 19
    • 0
    «Solo busco en los libros el gusto que me proporcione un honrado entretenimiento; o, si estudio, solo busco la ciencia que trate del conocimiento de mí mismo y que me instruya en un bien morir y un bien vivir. […]
    »Con las dificultades, si con ellas me topo al leer, no me como las uñas; ahí se quedan tras haber arremetido contra ellas una o dos veces. Si me quedase plantado, me perdería y perdería el tiempo, porque tengo un carácter impulsivo: lo que no vea de primeras menos lo veré si me empeño. Nada hago si no es con buen humor, y el empeño y la presión excesiva me ciegan el entendimiento, lo amohína y lo cansa. Se me turban y se me distraen los ojos, tengo que apartarlos y volverlos a fijar a trompicones: de la misma forma que para apreciar el brillo del escarlata nos ordenan que pasemos la vista por encima y en varias veces, apartándola de golpe y volviendo a mirar luego. Si tal libro me resulta enojoso, tomo otro y no me dedico a aquel más que en las horas en que empieza a adueñarse de mí el hastío de no hacer nada. No me intereso en los recientes, porque los de los Antiguos me parecen más completos y más recios; ni en los griegos, porque mi criterio no sabe ejercitarse de verdad cuando entiendo de forma pueril y como un aprendiz».
    Show book