Join us on a literary world trip!
Add this book to bookshelf
Grey
Write a new comment Default profile 50px
Grey
Subscribe to read the full book or read the first pages for free!
All characters reduced
Planeta equivocado - cover

Planeta equivocado

Sara Mesa

Publisher: Editorial Anagrama

  • 3
  • 9
  • 0

Summary

a protagonista de "Planeta equivocado" acaba de cumplir 34 años y de despedirse del trabajo. Lo que sigue es una enumeración de éxitos y, sobre todo, de fracasos anotados en un diario, meras consecuencias del absurdo de vivir en un planeta equivocado. Al igual que en sus novelas, Sara Mesa recrea a la perfección una atmósfera de desolación e impotencia.
Available since: 04/18/2013.
Print length: 22 pages.

Other books that might interest you

  • El sobrino de Wittgenstein - cover

    El sobrino de Wittgenstein

    Thomas Bernhard

    • 1
    • 6
    • 0
    Thomas Bernhard, durante una estancia en un sanatorio, profundizó su amistad con Paul Wittgenstein, hombre original, pintoresco y patético, un verdadero personaje de novela. En cuanto a su tío Ludwig, el mítico filósofo en cuya vida o leyenda se inspiraba Corrección, sólo aparece aquí como en hueco, como una ausencia muy marcada. 
    Se ha dicho que mientras Ludwig llevó su filosofía al papel y no su locura, Paul era un loco porque reprimió su filosofía y no la publicó, exhibiendo sólo su locura. 
    Un libro con fuerte acento «autobiográfico» en el que el autor nos confía una vez más, y cada vez mejor, cosas triviales y profundas, y divertidas hasta saltarse las lágrimas, sobre la vida, el arte, los premios literarios, los cafés vieneses, la vida en el campo, las carreras de automóviles, la enfermedad y la muerte, en uno de esos soliloquios alucinados, repetitivos y despiadados de los que posee el secreto. 
    En esta furiosa revelación que se inflige y nos inflige, ese terrible narrador, decididamente incómodo, nos habla también por primera vez de la amistad. Lo hace admirablemente y, por utilizar una de sus expresiones, sin el menor miramiento, y eso hace mucho daño.
    Show book
  • Todos me llaman Ful - cover

    Todos me llaman Ful

    Rafa Melero Rojo

    • 0
    • 7
    • 0
    Cuando vas a dar un palo que tenía que salir bien y sale mal, no es difícil suponer que, a partir de ahí, todo lo demás vendrá torcido. Eso lo sabe bien el protagonista de esta novela, a quien todos llaman Ful y que se confiesa «doctorado en calamidades».
    Sin embargo, por muy mal dadas que vengan, no deja de apretar los dientes e intentar levantar cabeza, junto a su amigo de siempre, Pepe el Mosso, y un nuevo compinche, Carapán, en un plan que esta vez, con todo estudiado al milímetro, tiene que salir bien porque, sencillamente, ya no puede soportar que la vida le dé más veces con la puerta en las narices.
    Ful está cansado de ver cómo sus sueños corren cuesta abajo y más rápido que él. Solo que esta vez la aparición inesperada de Jessi, su gran amor, y la confianza que Pepe le infunde en ese plan que no puede fallar le hacen creer que tal vez existe un resquicio de esperanza que le permitirá encauzar su vida. Y se aferra a él con todas sus fuerzas.
    Con una prosa directa, a la vez luminosa y descarnada, plagada de ironía, agilísima y, sobre todo, viva y veraz, Rafa Melero nos sumerge en el mundo de Ful, un personaje inolvidable, tan cargado de humanidad que se vuelve real, carne, hueso y corazón en una trama adictiva que transcurre entre Barcelona y Lleida y que no nos soltará hasta que lleguemos a su última página. Puede que allí tengamos la certeza que recibe ese final que deseamos para él. Si es que eso es posible en la vida de Ful.
    Show book
  • Recuerdos de vida - cover

    Recuerdos de vida

    Juan Eduardo Zúñiga

    • 1
    • 12
    • 0
    A sus cien años, Juan Eduardo Zúñiga sigue escribiendo. Quien lea estas memorias entenderá por qué. En Recuerdos de vida, Zúñiga describe sus años de aprendizaje en el Madrid de la caída de la monarquía y la proclamación de la república, la guerra civil y la larga posguerra. Son los años del descubrimiento del mundo y de los intentos de acomodarse en él a través de las herramientas que a Zúñiga le han servido para conocerse y conocer: los libros, las lenguas, la escritura. El joven cuya vida se ve limitada primero por la contienda y después por la pobreza económica e intelectual de la España franquista rompe su aislamiento con el estudio de lenguas exóticas: desde el alfabeto egipcio hasta el ruso, el búlgaro o el rumano. Con ello accede a los mundos sugestivos de Turguéniev, Chéjov o Panait Istrati. Esta pulsión por acercarse a lo desconocido distante corre paralela al conocimiento de uno mismo, de la amistad, el amor, y de lo político, a través del dolor de la guerra. Aquel Madrid que el escritor contemplaba de niño en las primeras nevadas sobre la ciudad es el espacio desgastado y mal reconstruido que los supervivientes de la guerra civil analizan sotto voce en los espacios libres de los cafés. Zúñiga habla de las tertulias de teósofos, de los cuentistas reunidos en el Café Lisboa, de las amistades literarias iniciales, de las primeras publicaciones, marcadas por el descubrimiento de las tierras exóticas. Recuerdos de vida se construye como una novela de formación de la que el protagonista es el propio escritor. Un libro descarnado, sencillo y bello que demuestra una vez más por qué Zúñiga es uno de los mejores narradores españoles del último medio siglo.
    Show book
  • Las hijas de otros hombres - cover

    Las hijas de otros hombres

    Richard Stern

    • 2
    • 24
    • 0
    «A su feliz pequeña escala, Las hijas de otros hombres fue a la década de los sesenta lo que El gran Gatsby a los años veinte o Las uvas de la ira a los treinta. Hay mucho que admirar en ella: la precisión, el tacto, la humanidad del sentimiento, su tremendo encanto... Es como si Chéjov hubiese escrito Lolita». Philip Roth
    «Hasta el día en que el señor Merriwether se marchó de casa —un mes después de su divorcio—, los Merriwether parecían una familia serena e ideal». Estamos en verano, a finales de la década de 1960. Las calles de Cambridge, Massachusetts, están llenas de hippies de pelo largo y coloridas prendas, pero el doctor Robert Merriwether, que enseña en Harvard y lleva mucho tiempo casado, no repara lo más mínimo en toda esa vida bullendo a su alrededor. Cultivado, reflexivo, animal de costumbres... Merriwether es todo menos un hombre impulsivo. Por eso es tan extraño, tan deslumbrante e inesperado, que mientras su esposa Sarah está de vacaciones conozca a Cynthia Ryder, y que en poco tiempo profesor y alumna empiecen un intenso romance.
    La novela de Richard Stern —discreto clásico moderno de la literatura norteamericana— es un elegante examen de la pasión amorosa, de su epicentro y sus réplicas, de sus devastadoras consecuencias. «Amor», piensa el doctor Merriwether. «Cuántos millares de sentimientos escondía aquella palabra famosa y petrificada, el origen de tanta historia y desorden».
    Show book
  • Pasaje al paraíso - cover

    Pasaje al paraíso

    Michael Connelly

    • 11
    • 51
    • 0
    Harry Bosch lleva dieciocho meses sin investigar un homicidio: ha sido apartado temporalmente del cuerpo.Junto con Jerry Edgar y Kiz Rider forma un equipo de tres detectives.El primer caso al que se enfrentan es el asesinato de Tony Aliso, productor de películas porno en Hollywood, encontrado muerto en el maletero de su Rolls Royce.Las pistas conducen a Bosch a Las Vegas, donde tras cinco años se reencuentra con Eleanor Wish, que se ve envuelta en la investigación hasta el punto de que ambos ven peligrar sus vidas.
    Show book
  • La ventana - cover

    La ventana

    Isabel Alba

    • 0
    • 6
    • 0
    La protagonista de esta historia, una ilustradora treintañera en paro, observa el mundo desde la ventana del minúsculo piso de protección oficial en el que vive. Para paliar la soledad y la angustia que la acompañan desde el estallido de una mortífera pandemia, vierte en un cuaderno, a modo de collage, sus más íntimas reflexiones mientras contempla recelosa cómo, tras meses de confinamiento, las calles retoman el pulso con un entusiasmo del que no participa: el dolor sigue todavía muy presente. Una voz poética que recrea con el hechizante magnetismo del sueño el estremecimiento de los dos mundos que separa la ventana.
    
    «Con Isabel Alba, la escritura no se conforma con estar. Transcurre, se desliza con los hechos que narra y nos deja en los ojos y la memoria la felicidad insospechada, la amargura irremediable y la fatalidad sin vuelta atrás».
    Ernesto Ayala-Dip, Babelia
    
    «Una autora que habla con exigencia formal de asuntos serios. Alba tiene la intuición artística de convertirlos en la descarnada materia sobre la cual construir una metáfora».
    Santos Sanz Villanueva, Revista Mercurio
    
    «Una nouvelle poseedora de un estilo muy personal y de una extraña pureza».
    El Diario Vasco
    
    «Quien da voz (rota, poética) a ese colectivo altamente vulnerable es una protagonista cuyo nombre no llegamos a conocer, porque podría ser el suyo cualquier nombre detrás de los muchos anónimos, olvidados, a quienes representa».
    Maica Rivera, Alfa & Omega
    
    «Considero a La ventana como el poema intimista de la maldita pandemia. Poema que le ha servido a la autora para mostrar muchas de las debilidades, falsedades y mentiras de un mundo que nunca va a "salir mejor", como nos decían».
    Enrique Bienzobas, Trasversales
    
    «La ventana, seguramente por la connotación de apertura que posee, te hace revivir un tiempo, coloca palabras a unas muertes y da sentido a las voces, todas las voces».
    Laia Torrejón, Libros y Literatura
    
    «Un gran libro, una gran escritora».
    Radio Euskadi
    
    «El libro está salpicado de citas de escritoras y poetas como Emily Dickinson, Siri Hustvedt o Angela Carter, que encajan a la perfección con la narración, porque representan el dolor universal y la constante búsqueda de la belleza como salvación con que conecta esta historia».
    Librería Diógenes
    
    «La ventana refleja con crudeza, a través de una narración de palabras telegráficas como hilos rotos, que dotan de cuerpo a la tensión de una vida que se siente fracturada, una fisura que se siente expuesta, frágil».
    Alexander Zárate, El cine de Solaris
    
    «El cariz poético y sentimental que adquiere lo cotidiano bajo la mirada de Isabel Alba hace de su prosa un espacio idóneo para los amantes de los pequeños detalles. Si tuviera que quedarme con un solo libro de todos los que tratan el tema de la pandemia, me quedaría con esta novela, sin duda».
    Darío Luque, Anika entre Libros
    Show book