The perfect plan for booklovers!
Add this book to bookshelf
Grey
Write a new comment Default profile 50px
Grey
Subscribe to read the full book or read the first pages for free!
All characters reduced
A mí no me callan - Monólogos compromiso y vida terrenal - cover

A mí no me callan - Monólogos compromiso y vida terrenal

Pepe Rubianes

Publisher: Editorial Alrevés

  • 1
  • 19
  • 0

Summary

¡Habla, Pepe habla! Queremos que hables. Tú que disertabas, nos hacías reír y te reías igual en grupos pequeños como en grandes escenarios, tu sólo ante centenares de almas.
Porque, ¿sabes Pepe? Pasa que somos muchísimas las personas que te añoramos. Pasa que apareces en muchas conversaciones, que a menudo alguien de pronto, salta:
"¿Qué diría Pepe ahora de esto o aquello?".  
Habla Pepe, habla. Porque pocas personas saben que cuando te viste venir la parca, apareciste con unas cuantas maletas ante tu hermana Carmen diciéndole:
"Mari, tú sabrás dar salida a todo esto que te dejo".
Y en aquellas maletas había montones de ideas, de apuntes, de diarios, de poesías, de pensamientos, de diseños de gags… Todo apuntado en libretitas que apurabas con tu minúscula letra.
Algunos de aquellos escritos vieron la luz en los escenarios. Otros, nunca.
Poco a poco tu familia está cumpliendo tu deseo. A fe que está haciendo que hables. Empeñada en que, además de que, al genial, reconocido y a veces denostado humorista Pepe Rubianes Alegret, se conozca también al Pepe pensador, al Pepe poeta, al Pepe cronista, escritor, director, guionista de sus propias historias. No le falta material para que te conozcamos más, porque lo que más recordamos es tu risa y la nuestra.

Other books that might interest you

  • Puto el que lee - Diccionario argentino de insultos injurias e improperios - cover

    Puto el que lee - Diccionario...

    Pablo Marchetti

    • 3
    • 21
    • 0
    Un completísimo diccionario con todos los términos más apropiados para insultar, vilipendiar y ofender al más pintado. Referencias, fotos ilustrativas, dibujos y claras explicaciones lo hacen una herramienta vital a la hora de entender de qué estamos hablando.
    Show book
  • La muerte del sol - cover

    La muerte del sol

    Yan Lianke

    • 1
    • 2
    • 0
    En un pequeño pueblo de la sierra de Balou vive el joven Li Niannian, de catorce años. Una tarde, después de ponerse el sol, Niannian se da cuenta de que algo inusual está sucediendo. Los aldeanos parecen actuar dormidos; uno tras otro, van cayendo en un extraño episodio de sonambulismo colectivo. Ante los ojos del muchacho, da comienzo un desfile de vecinos que, como víctimas de una extraña epidemia, se levantan en mitad de la oscura noche para entregarse a sus deseos más ocultos y desatar un infierno. Con el paso de las horas, los saqueos y la violencia se extienden por la región. Mientras tanto, los funcionarios y líderes locales se hunden en el libertinaje o en delirantes fantasías de grandeza, ajenos al drama del pueblo. La pesadilla solo terminará cuando llegue la mañana y el sol vuelva a salir, pero el tiempo parece haberse detenido y, a la hora del alba, una insondable oscuridad llena aún el cielo hasta donde alcanza la vista.
    Yan Lianke, nos sumerge en esta historia siniestra y cautivadora en la que acompañamos a Li Niannian, a sus padres, e incluso al propio autor, transformado aquí en personaje, en un intento desesperado por salvar el pueblo del caos y la locura.
    Show book
  • Recuerdos de un jardinero inglés - cover

    Recuerdos de un jardinero inglés

    Reginald Arkell

    • 3
    • 15
    • 0
    Si un libro es "como un jardín que se lleva en el bolsi­llo", éste hace realidad como ningún otro ese proverbio árabe, pues recrea la historia de uno fértil, armonioso y encantador, un verdadero vergel: narcisos, orquídeas, cri­santemos, dalias y campanillas azules brotan de sus pági­nas, cultivadas con mano maestra por el inefable jardinero Herbert Pinnegar.
    El protagonista de esta maravillosa novela fue un niño so­litario que siempre mostró una pasión desmedida por las flores, especialmente por las silvestres, que crecían en las orillas del viejo canal que recorría con la profesora que le transmitió todo su saber botánico. La segunda mujer en apreciar su talento será la joven Charlotte Charteris, quien le otorga el primer premio en el Concurso Anual de Flores y cambia definitivamente su destino al ofrecerle, poco des­pués, trabajar en el jardín de su mansión. Desde la vivienda anexa, que ha habitado a lo largo de sesenta años, Pinnegar repasa su vida consagrada a velar por ese cosmos en minia­tura, un genuino jardín inglés: una de las contribuciones más originales de los británicos a la cultura universal.
    Con Pinnegar aprendemos que la paciencia, la tenacidad y la gratitud son virtudes necesarias para quien está expues­to al rigor de las estaciones y a los esplendores fugaces, ¿acaso no querríamos un mundo en el que todos llevára­mos un jardinero dentro? De sus acciones y propósitos se desprende una ética singular: en un jardín no se puede estar enfadado mucho tiempo.
    Publicado en 1950, sobre este clásico moderno de la literatura inglesa, rebosante de humor y ternura, se proyecta también, de forma sutil, la sombra de los pesares de una sociedad que acaba de superar una guerra y, en este sentido, la idea del jardín supondrá su contrapunto: un lugar de ensueño, una metáfora de la buena vida y una promesa de felicidad.
    Los desvelos y alegrías que colman la existencia sencilla de este entrañable personaje, al igual que la belleza de un paisaje, reportan beneficios inmediatos al lector: una novela que estimula los sentidos, atempera el espíritu y apacigua el corazón maltrecho.
    Show book
  • El terrorista de Berkeley California - cover

    El terrorista de Berkeley...

    Pepetela

    • 0
    • 3
    • 0
    Graduado con excepcionales notas en Matemática e Informática, Larry, el protagonista de esta novela, encuentra un medio para distraer su soledad y dar rienda suelta a sus pensamientos más íntimos con un amigo virtual. Es un geekcuyos andares alertan a la inteligencia cibernética estadounidense, activando su pánico y confusión generalizada. Esto desencadena una comedia de las equivocaciones, casi quijotesca, en la que sin saberlo un tipo con barros en la cara pone a temblar a uno de los países más poderosos del mundo. La obsesiva narrativa del poder a veces puede jugar en contra de quien la profesa sin pausas. Una vez más, con su estilo irónico, Pepetela concede deleite al lector que satiriza prejuicios y procederes histéricos.
    Show book
  • Cartas desde la Tierra - cover

    Cartas desde la Tierra

    Mark Twain

    • 5
    • 19
    • 0
    “Una serie de inflamables ensayos anti religiosos escritos por Mark Twain en sus últimos años serán publicados por primera vez el 21 de septiembre. Retenidas por su hija desde 1939 […] las piezas, de estilo humorístico pero con un venenoso punto de vista, fueron reunidas en un volumen titulado Cartas desde la Tierra. Ayer se supo que la hija de Twain de 88 años, Clara Clemens Samossoud […] recientemente accedió a la publicación con la base de que “Mark Twain pertenece al mundo” y la opinión pública ya se ha vuelto más tolerante. Se supo que otro factor del cambio de la señora Samossoud fue su molestia por los cargos soviéticos acerca de que las ideas de su padre estaban siendo censuradas en los Estados Unidos. La señora Samossoud está en cama, no pudo ser entrevistada por teléfono ayer. Su marido, Jacques, dijo que ambos esperan que el controversial tono de los ensayos no traiga cartas de protesta de personas que identificaban al autor principalmente con Tom Sawyer y Huckleberry Finn“.
    
    The New York Times, 24 de agosto de 1962
     
    Show book
  • Humor para imbéciles - cover

    Humor para imbéciles

    Arkadi Avérchenko

    • 14
    • 105
    • 0
    Maestro de la brevedad, coleccionista de situaciones paradójicas y triviales llevadas hasta las últimas consecuencias del absurdo, Avérchenko afirma con alegre serenidad la certeza de que hombres y mujeres somos iguales: imbéciles por naturaleza. Con su humor arremete contra los aficionados al chiste fácil y a la risotada, y también se mofa del ridículo histrionismo y la ramplona sensiblería de sus personajes femeninos —aunque tampoco salen bien librados los hombres.
    Show book