If you like reading, you will LOVE reading without limits!
Add this book to bookshelf
Grey
Write a new comment Default profile 50px
Grey
Read online the first chapters of this book!
All characters reduced
Klimt - cover

Klimt

Patrick Bade, Jane Rogoyska

Publisher: Parkstone International

  • 0
  • 1
  • 0

Summary

“No me intereso en mí mismo como tema de una pintura, sino en los demás... en especial en las mujeres...” Hermosas, sensuales y, sobre todo, eróticas, las pinturas de Gustav Klimt hablan de un mundo de opulencia y placer que parece estar a miles de años luz de distancia del rudo entorno posmoderno en el que vivimos ahora. Los temas que trata, alegorías, retratos, paisajes y figuras eróticas, no contienen prácticamente ninguna referencia a eventos externos, sino que tratan de crear un mundo en el que la belleza predomina sobre todo lo demás. El uso que hace del color y los patrones está profundamente influenciado por el arte japonés, el antiguo Egipto y Bizancio. Ravenna, la perspectiva plana y bidimensional de sus pinturas y la calidad con frecuencia estilizada de sus imágenes dan forma a una obra imbuida de una profunda sensualidad y en la que la figura femenina es soberana. Las primeras obras de Klimt le hicieron alcanzar el éxito a una edad muy temprana. Gustav nació en 1862 y consiguió una beca del estado para estudiar en la Kunstgewerbeschule (escuela de artes y oficios de Viena) a la edad de catorce años. Su talento como dibujante y pintor quedó de manifiesto muy pronto y en 1879 formó la Künstlercompagnie (Compañía de artistas) con su hermano Ernst y otro estudiante, Franz Matsch. La segunda mitad del siglo XIX fue un periodo de gran actividad en la arquitectura en Viena. En 1857, el emperador Francisco José había ordenado la destrucción de las fortificaciones que solían rodear el centro de la ciudad medieval. El resultado fue la Ringstrasse, un nuevo y floreciente distrito con magníficos edificios y hermosos parque, todo pagado por el erario público. Por lo tanto, el joven Klimt y sus asociados tuvieron muchas oportunidades de mostrar su talento, y recibieron comisiones para las decoraciones de la celebración de las bodas de plata del emperador Francisco José y la emperatriz Elisabeth. En 1894, Matsch se marchó del estudio comunal y en 1897, Klimt, junto con sus amigos más cercanos, renunciaron a la Künstlerhausgenossenschaft (Sociedad cooperativa de artistas austriacos) para formar un nuevo movimiento llamado la Secesión, del cual fue electo presidente de manera inmediata. La Secesión fue un gran éxito y en 1898 presentó no una, sino dos exposiciones. El movimiento logró ganar el suficiente dinero para comisionar su propio edificio, diseñado por el arquitecto Joseph Maria Olbrich. Sobre la entrada estaba escrito su lema: “A cada era su arte; al arte, su libertad”. Más o menos a partir de 1897, Klimt pasó casi todos los veranos en Attersee, con la familia Flöge. Fueron periodos de paz y tranquilidad en los que produjo paisajes que constituyeron casi un cuarto de la totalidad de su obra. Klimt realizó bocetos de prácticamente todo lo que hacía. En ocasiones realizaba más de cien dibujos para una pintura, cada uno con un detalle distinto, un traje, una joya o un simple gesto. La calidad excepcional de Gustav Klimt se refleja en el hecho de que no tuvo predecesores ni verdaderos seguidores. Admiró a Rodin y a Whistler sin copiarlos servilmente, y a su vez recibió la admiración de los pintores vieneses más jóvenes, como Egon Schiele y Oskar Kokoschka, cuya obra muestra una gran influencia de Klimt.

Other books that might interest you

  • Historia del jazz - cover

    Historia del jazz

    Ted Gioia

    • 3
    • 7
    • 0
    Músico e historiador, Ted Gioia une en Historia del jazz los conocimientos del erudito con las virtudes expresivas del divulgador entusiasta para componer el más completo panorama de este género: desde su prehistoria y la temprana africanización de la música americana, hasta las semblanzas de las grandes figuras del siglo XX y de los distintos estilos y geografías.
    
    Una autorizada obra de investigación que, sin embargo, no escatima el placer de las palabras.
    Show book
  • Pink Floyd - Vida canciones simbología conciertos clave y discografía - cover

    Pink Floyd - Vida canciones...

    Manuel López Poy

    • 0
    • 5
    • 0
    Un 5 de junio de 1964 Syd Barrett pensó en unir los nombres de dos viejos músicos de blues para rebautizar a una banda en la que el núcleo duro estaba integrado por Roger Waters, Nick Mason y Rick Wright, junto al propio Syd, por supuesto. Había nacido Pink Floyd. Había nacido el mito. Con ellos cambió por completo la historia de la música, con sus canciones forjadas como relatos de vida y sus letras llenas de profunda emoción. El tiempo ha convertido a Pink Floyd en un icono musical y cultural: las redes sociales y la prensa musical se siguen sobresaltando de cuando en cuando con falsas noticias sobre nuevos reencuentros, rumores sobre contactos entre los músicos y resurrecciones ilusorias de una banda que se resiste a desaparecer en el imaginario colectivo.  Este libro hace un repaso a la trayectoria vital de uno de los grupos que más discos ha vendido en todos los tiempos, arrojando un poco de luz sobre su historia, la banda sonora de varias generaciones. 
    
    -Los orígenes: los ecos de un blues lejano.
    -Una nueva estrella en el firmamento underground.
    -El bautismo psicodélico.
    -Ascensión y caída de Syd Barrett.
    -La leyenda del cerdo volador.
    -Conciertos memorables y discografía fundamental.
    
    Fueron una de las más asombrosas bandas del rock & roll del siglo XX. Considerada como un icono cultural, marcaron una época en la historia de la música, quizá por ese afán suyo en romper barreras, en trasgredir e ir más allá del mero rock & roll. Mientras los grupos de finales de los sesenta se sumergieron en la dinámica de paz y amor, los Pink Floyd decidieron zambullirse en el lado más hostil y más oscuro del rock. Nunca dejaron de estar en el ojo del huracán, bien por sus enfrentamientos personales, sus disputas legales, sus problemas con las drogas o su militancia social y política.
    Show book
  • Dalí esencial - El gran provocador del siglo XX - cover

    Dalí esencial - El gran...

    Josep Playà

    • 0
    • 2
    • 0
    Los años pasan y Dalí se agranda. No sólo por lo que respecta a su periodo más emblemático, el surrealista, que por sí sólo le valdría para figurar en el Olimpo de los pintores, sino por encarnar antes que nadie al artista contemporáneo en sus relaciones con los medios.
    Su producción artística es un catálogo multidiscipinar (pintura, dibujo, ilustración, escritura, escultura, teatro, happenings, cine, fotografía, joyas, diseño...) y su vida un guión trepidante de Hollywood con Gala de coprotagonista y fructíferos periodos en París, Nueva York o Italia.
    Sólo el Empordà lo arraiga a sus orígenes, al cual le debe mucha inspiración y al cual ha devuelto un enorme impacto benéfico: su teatro-museo de Figueres, completado con el castillo de Púbol y la casa-museo de Portlligat, figura entre los más visitados en España.
    Show book
  • Dalí - cover

    Dalí

    Victoria Charles

    • 9
    • 29
    • 0
    Pintor, diseñador, creador de objetos extraños, autor y cineasta, Dalí se convirtió en el más famoso de los surrealistas. Buñuel, Lorca, Picasso y Breton tuvieron una gran influencia en su vida artística. La película de Dalí, Un perro andaluz, que produjo Buñuel, marcó su entrada oficial en el cerrado grupo de los surrealistas parisinos, donde conoció a Gala, la mujer que se convertiría en su compañera de toda la vida y en su fuente de inspiración. Sin embargo, su relación con el grupo pronto se deterioró, hasta su ruptura final con André Breton en 1939. El arte de Dalí, empero, siguió siendo surrealista en su filosofía y expresión, así como el principal ejemplo de su frescura, humor y exploración de la mente subconsciente. A través de su vida, Dalí fue un genio de la promoción de sí mismo: creó y mantuvo una reputación como una figura casi mítica.
    Show book
  • El diálogo - El arte de hablar en la página la escena y la pantalla - cover

    El diálogo - El arte de hablar...

    Robert McKee

    • 3
    • 5
    • 0
    Robert McKee, uno de los profesores de guión más prestigiosos del mundo, vuelve con un libro magistral donde nos recuerda que es la voz, el diálogo entre personajes, lo que los hace humanos, lo que consigue que parezcan vivos y creíbles. Cualquier fallo en su concepción, en el fondo o en la forma, por falta de naturalidad, por exageración o por cualquiera de los muchos motivos que el autor señala con ejemplos, puede entorpecer, o arruinar del todo, una obra. El diálogo se dirige tanto al escritor de narrativa como al dramaturgo y al guionista de cine, vídeo y cualquiera de los nuevos formatos que llegan hoy a la pantalla. Partiendo de una amplia experiencia, ofrece también estudios de casos concretos muy útiles en un sentido práctico para profesionales y aficionados.  
     El guión. Story es ya un clásico de la enseñanza de la escritura de guiones en todo el mundo. El diálogo, acogido con idéntico entusiasmo, va por el mismo camino.  
    «Escribir diálogos es un arte, y siempre supone un desafío. La mirada de McKee en El diálogo es una gran herramienta para los escritores.» 
    John Lasseter. Director creativo de Pixar y Walt Disney Animation Studios  
    «El gurú de los gurús.» Peter Jackson
    Show book
  • ¡Me cago en Godard! - Por qué deberías adorar el cine americano (y desconfiar del cine de autor) si eres culto y progre - cover

    ¡Me cago en Godard! - Por qué...

    Pedro Vallín

    • 1
    • 3
    • 0
    ¿Te sientes culpable cuando te gusta una película de masas? ¿Te autoflagelas viendo cine de autor? No te preocupes, Pedro Vallín quiere curarte. Críticos culturales de plumas avinagradas han sentenciado durante décadas que el cine de Hollywood oculta un maligno instrumento de adoctrinamiento colectivo. Una perversión subliminal que aliena a las masas y les inocula la ideología dominante. Semejante visión del cine comercial supone que la gente es imbécil. Que se la traga siempre. Entre cuencos de palomitas. Y encima, riéndose. Pedro Vallín ha escrito un ensayo herético que defiende que no, que ni los superhéroes yanquis defienden la propiedad privada ni el cine de autor europeo transmite valores progresistas. Y que puestos a generalizar ocurre lo contrario: que el cine made in Hollywood es emancipador y que las producciones europeas acusan un sesgo burgués, ensimismado y autoindulgente. ¡Me cago en Godard! es un libro irreverente y con clara vocación de incordio. Su autor no se caga solo en Jean-Luc, sino que también lo hace en el elitismo condescendiente del establishment cinematográfico europeo, en los dogmas que identifican las películas estadounidenses con la derecha y en el mal llamado "placer culpable". Porque es absurdo sentirse un aliado del imperialismo por disfrutar de una película palomitera (o sentirse mejor persona por dormirse frente a una mala película indie).
    
    En definitiva, Pedro Vallín ha querido firmar una defensa del goce en el cine, del humor y del pensamiento autónomo, es decir, su sentencia de muerte como crítico cultural de prestigio. Y los de Arpa encantados de ayudarle.
    Show book