Join us on a literary world trip!
Add this book to bookshelf
Grey
Write a new comment Default profile 50px
Grey
Subscribe to read the full book or read the first pages for free!
All characters reduced
Menage ¿quieres Unirte? - cover

Menage ¿quieres Unirte?

Kathleen Hope

Publisher: Kathleen Hope

  • 1
  • 15
  • 0

Summary

Hubo un pequeño golpe en la puerta y Andi jadeó, pero Trace la detuvo. "Está bien", dijo. "Es Adam. ¿Te parece bien si entra? 


"Viene a ..." le dirigió una mirada inquisitiva. 


"Viene a mirar, o ... tal vez más, si la química es correcta". Hizo una pausa. "Es completamente tu decisión. Sé que te sientes atraída por él, incluso más que tu amiga; Puedo olerlo en ti ". 


¿Era eso cierto? ¿Se había sentido atraída por Adán también? Ella pensó y se dio cuenta de que, sí, se había sentido atraída por él; ella simplemente no había pensado en eso porque Tina había expresado su atracción primero. Por supuesto, Tina no estaba allí. Y Tina no sabía lo que ella sabía. 


"Claro", dijo ella. “Dejalo a entrar”.
Available since: 01/30/2018.

Other books that might interest you

  • La extensión de mi cuerpo - cover

    La extensión de mi cuerpo

    Walt Whitman

    • 10
    • 107
    • 0
    Pocos poetas poseen una voz tan personal, poderosa e influyente como Walt Whitman. Así lo afirma Juan Marqués en su presentación: «el poeta de WestHills consiguió, sencillamente, decirlo todo. Whitman inauguró un mundo, afirmó o insinuó en él todo lo que deseaba o necesitaba afirmar o insinuar delnuestro y después lo clausuró, obteniendo y brindándonos un producto perfecto, macizo, sin grietas. Lo que cantaba de sí mismo lo cantó de todos nosotros,lo que dijo de América lo extendía a todos los rincones del universo».Hemos seleccionado para esta antología veintiséis poemas del célebre Canto de mí mismo, con una nueva traducción de Antonio Rivero Taravillo y unimpresionante trabajo gráfico de Kike de la Rubia.«Ese Walt Whitman del que le hablé es lo que más me interesa actualmente. Acabo de leer su segundo libro y me ha sentado mejor que ningún otro libro en mucho tiempo.»Henry David Thoreau
    Show book
  • Las once mil vergas - O los amores de un hospodar - cover

    Las once mil vergas - O los...

    Guillaume Apollinaire

    • 0
    • 8
    • 0
    Publicada por primera vez en 1907, en una de las clásicas ediciones de literatura indecorosa clandestina de la época, Las 11.000 vergas fue primeramente consagrada como novela surrealista a principios de los años treinta, gracias a los elogios de Ceorges Braque, y posteriormente, en los años sesenta, ensalzada como una de las más representativas de las novelas pornográficas.
    
    Sorprende que en la literatura homosexual nunca se haya contemplado Las 11.000 vergas como un clásico y que nunca los militantes gays hayan intentado recuperar una novela que se ha incluido más en la literatura erótica en general aún teniendo muy poco de sensibilidad heterosexual. Señalemos ese más de la mitad de "combinaciones" homosexuales que colman la novela, inimaginables siquiera en el más perverso de los sentidos.
    
    Quizá la numerosa presencia de mujeres en la obra haya confundido igual a unos y a otros, por más que quede bien claro desde un principio que Mony, príncipe de Vibescu, se deja sodomizar de manera normal por su ayuda de cámara, el bien dotado Cornaboeux, y sólo logra ponerse en forma cada mañana una vez ha sido debidamente satisfecho por el peluquero y unos cuantos asistentes más.
    
    Las 11.000 vergas es una fantasía desmadrada, una ensoñación sadomasoquista sin límites, llena de un humor macabro y violento, morbosamente recomendable para lectores "faltos de seriedad".
    Show book
  • Ahogados en la orilla - Las grandes derrotas de la historia del deporte - cover

    Ahogados en la orilla - Las...

    Carlos Molina

    • 6
    • 48
    • 1
    La leyenda del deporte se nutre de vencedores y vencidos. A veces las derrotas son tan grandes que permanecen en la memoria más tiempo que las victorias. En la historia del fútbol todavía está presente el maracanazo, la imposible derrota de Brasil ante Uruguay (Mundial de 1950) en el estadio más grande del mundo, que provocó suicidios en todo el país. Muchos años después, en el otro extremo del planeta, otra extraordinaria derrota cambió la vida de Sudáfrica: los famosos All Blacks de Nueva Zelanda, los más poderosos jugadores de rugby del mundo, cayeron ante la anfitriona y sobre este grandioso fracaso se edificó el futuro de un país hasta ese momento dividido. En la mitología de los fracasos también está la recordada final de Berna entre la invencible Hungría de Puskas y una Alemania que empezó a forjar su leyenda sobre la ruina de los húngaros. Hay perdedores que están por encima de los triunfadores, como es el caso del ciclista francés Raymond Poulidor, que si hubiera ganado el tour de Francia no sería tan famoso y querido como lo es habiendo sido tres veces segundo y cinco veces quinto. En este libro está Chuck Wepner, el boxeador que perdió ante el gran Muhammad Alí, pero su combatividad inspiró a Sylvester Stallone para imaginar a Rocky Balboa. Está el aciago hoyo 18 de Jean van de Velde, el jugador de golf más desgraciado de la historia. Está la impotencia del ajedrecista Korchnoi ante Karpov. Y también figura el atleta alemán Lutz Lanz, cuya derrota ante Jesse Owens humilló al mismísimo Hitler.Y tantos otros que se quedaron al borde de la gloria, ahogados en la orilla.
    Show book
  • El juego de la pasión - cover

    El juego de la pasión

    Emma Hart

    • 13
    • 50
    • 1
    Aston Banks nunca pretendió acercarse a Megan Harper, ni siquiera aquella noche.  
     Él se niega a reconocer que vive cautivo de su pasado y que ella es capaz de romper cualquier muro que el construya en cuanto ella se lo proponga. 
     Traicionar a Braden con Aston no estaba en la lista de cosas por hacer que Megan se había trazado, pero en cuanto ella se da cuenta que existe alguien que no es tan arrogante como Braden, no puede resistirse a los encantos de Aston. 
     El pasado de Aston es mucho más complejo de lo que Megan nunca pudo haber imaginado, así que mientras el intent alejarse, su amor por él se va hacienda cada día más fuerte que los demonios que a persiguen a Aston. Y ahora, el tendrá que luchar contra todos esos sentimientos que el mantiene enterrados. 
     ¿Qué esconde Aston? ¿Contra qué o quién es con lo que ha estado luchando durante tantos años? 
     Mantener una relación en secreto nunca había sido tan peligroso.
    Show book
  • Driven - Guiados por el deseo - cover

    Driven - Guiados por el deseo

    K. Bromberg

    • 12
    • 68
    • 1
    Llega la trilogía que ha vendido un millón de ejemplares en Estados Unidos!Premio a Mejor Novela Extranjera en el Festival New Romance de Francia
    Colton Donavan es un piloto de carreras rebelde y un empresario millonario.
    Rylee trabaja ayudando a niños huérfanos.
    Cuando se conocen en un acto benéfico, Colton llega a la vida de Rylee como un huracán.
    Entre ellos hay mucha química, pero ¿bastará para dejar atrás el dolor del pasado?
    "Irresistiblemente sexy."
    Jennifer L. Armentrout, autora best seller
    "Bromberg es una maestra en hacer subir la temperatura."
    Katy Evans, autora best seller
    Show book
  • Un disfraz equivocado - cover

    Un disfraz equivocado

    Fernando Pessoa

    • 4
    • 31
    • 0
    Nadie nació tantas veces como Fernando Pessoa: en Lisboa el 13 de junio de 1888, en abril de 1889 de nuevo en Lisboa y en Tavira el 15 de octubre de 1890, entre otras. Fernando Pessoa nació cuantas veces quiso, ventrílocuo de sí mismo, empeñado en dar no solo voz sino vida completa (por más que para él poca vida había fuera de la escritura) a todas las voces que le habitaban. Quiso llevar cada matiz, cada contradicción de su alma, hasta el extremo, y para ello creó su interna multitud, su hermandad de heterónimos. Escribió los poemas de todos ellos, publicó solo cuatro libros en vida y unos cuantos poemas en revistas, y amontonó todo lo demás en un baúl que se haría famoso; un baúl lleno de gente, según expresión feliz de Antonio Tabucchi. Otros poetas modernistas, dice Robert Hass, como Yeats, Pound o Eliot inventaron «máscaras a través de las cuales hablaban ocasionalmente... Pessoa inventó poetas enteros».
    Show book