A world full of adventures is waiting for you!
Add this book to bookshelf
Grey
Write a new comment Default profile 50px
Grey
Read online the first chapters of this book!
All characters reduced
Blas Gil - cover

Blas Gil

José Manuel Marroquín

Publisher: eLibros Editorial

  • 0
  • 0
  • 0

Summary

Oriundo de la provincia, Blas Gil estudia en Bogotá, y, a punta de oportunismo, intrigas y engaños logra escalar posiciones y llegar al congreso. Esta novela, publicada en 1896, es un retrato picaresco y costumbrista de la clase política y de la corrupción en la sociedad colombiana. Esta edición incluye glosario con términos en desuso y biografía del autor.

Other books that might interest you

  • Sin segundo nombre - 10 historias de Jack Reacher - cover

    Sin segundo nombre - 10...

    Lee Child

    • 0
    • 7
    • 0
    Sin segundo nombre reúne diez relatos policiales protagonizados por Jack Reacher, el célebre personaje de Lee Child. Junto con Noche caliente (también publicado por Blatt & Ríos) conforman sus cuentos completos en una impecable traducción. Estas historias ahondan en la leyenda y los orígenes de la vida de Reacher.
    En "Demasiado tiempo", es testigo casual de un arrebato callejero en una perdida ciudad de Maine, pero nada es lo que parece cuando las cosas caen, literalmente, ante sus ojos. Okinawa es el escenario de "Segundo hijo", donde un adolescente Jack Reacher vive con sus padres y su hermano, y empieza a modelar y perfeccionar su inteligencia, sagacidad y fuerza física. En "Bien en el fondo" Reacher, todavía policía militar, tiene que infiltrarse en un comité de expertos para averiguar cuál de ellos está vendiendo información clasificada. "El cuadro del diner solitario", una historia de espías, le da la excusa para sentirse protagonista de una de sus pinturas favoritas. Completan la colección dos historias navideñas (un guiño británico al lector en medio de esta serie negra) y otros cuatro relatos atrapantes.
    Show book
  • Radical libre - cover

    Radical libre

    Manuel Vicent

    • 2
    • 5
    • 0
    Atados a la columna
    Podría imaginarse que lo que sigue es fruto o exageración de la amistad y de la cortesía. Pero la verdad es que los domingos empiezo a leer el periódico El País por la última página, en el lado diestro, donde se publica  la columna de Vicent. Allí puedo encontrar, si busco noticias, lo que está de rabiosa actualidad desde hace un montón de años: la ironía, el amor, la melancolía, la belleza. A la postre- o al principio si, como yo, se empieza por la última página-, aparecen estos comentarios de Manuel Vicent  un poco como quien no quiere la cosa, como si hablara de algo que está pasando casi sin darnos cuenta, de aquello que ya fue y aún está siendo, y se cumpliera el dicho platónico de que el tiempo es la imagen móvil de la eternidad. Uno descubre lo extraordinarios que son los sucesos que ocurren cotidianamente  a nuestro alrededor, y de que la realidad es una de las cosas más raras que existen.
    El elegante estilo de Vicent hace que a veces no lleguemos a apreciar lo certero del pensamiento, de lo que esconde la frase perfecta, de lo que el destello no nos deja ver. Pero ahí está. A las columnas de Manuel no les sobra ni un adjetivo, todo es sustantivo. Es la rabia de la razón, la belleza de la idea. Pocas de las columnas hablan de la política nacional, así que su actualidad va más allá del día a día, o de lo que se perpetró- ya en el ayer del periódico que tenemos en las manos-  por los fautores de este o aquel estropicio político.
    Admiro siempre de la concisión y la síntesis de los textos. Me viene a la mente la prosa densa y conceptual de Gracián. Una manera de mirar la fábrica del mundo, y de describir sus barrocos trampantojos. Un mundo de todas maneras gozoso y digno de vivirse, en el caso de Vicent.
    A veces los textos tienen oculto un pequeño relato.  Por ejemplo, la columna titulada Los ricos empieza con un apacible paseo con una guapa muchacha y su perro, y termina con un suicidio. En trescientas palabras no cabe más vida y muerte. Si se ahonda un poco, las columnas son un cuento moderno, no una estampa fija.
    De pronto, algunos domingos, a través de las columnas se puede entrever la cinta azul del Mediterráneo. (Son las que prefiero, qué le vamos a hacer) Un mar cuyas orillas se pueblan de nuevos y antiguos dioses, coronados de pámpanos o de billetes de banco. Los habitantes de estas orillas plenas de sol, ansias y deseos les rinden un culto antiguo. El incienso de los altares se mezcla con el olor a pescado frito.
    Ahí está el testimonio de toda una época, la nuestra. Cuando ya nadie se acuerde de cómo se llaman los políticos y celebrities  que aparecen en las páginas interiores del periódico, estos protagonistas  sin nombre  seguirán siendo los que den color a la historia.
                                                                                                                      Manuel Gutiérrez Aragón
    Show book
  • Bajo la verde fronda - cover

    Bajo la verde fronda

    Thomas Hardy

    • 1
    • 7
    • 0
    «La más perfecta de las novelas de Thomas Hardy.» J. M. Barrie
    
     
    «Para quienes viven en el bosque, casi todos los árboles tienen una voz propia, además de unos rasgos propios»: así también son los persona-jes de esta novela, que forman una comunidad pero tienen cada uno su propia historia. La comunidad es, al final, la unión de historias particulares y distintas, porque ninguna se repite de la misma manera ni con la misma voz. Los músicos de la parroquia de Mellstock, orgullosos de su arte, ven peligrar su continuidad cuando el nuevo párroco compra un órgano para la iglesia que supone reemplazarlos. Las razones del párroco para esta novedad no son solamente musicales: la oportunidad de tener cerca a la que será la joven organista, Fancy Day, ha pesado en su decisión. Pero a la señorita Day la rondan otros dos pretendientes, el hacendado Shiner y el joven Dick Dewy, hijo del buhonero, que se asombra «de su osadía  al pedir la mano de una mujer a la que desde el principio había considerado superior a él».  
    Bajo la verde fronda (1872), segunda novela de Thomas Hardy y la primera que situó en su característico territorio de Wessex, cuenta con un narrador simpático y cordial que parece que comparte escena con los personajes: con humor pero sin sarcasmo registra su vida al compás de las estaciones y detalla sus trabajos y sus fiestas al tiempo que las finuras, vacilaciones y adversidades del cortejo amoroso.
    Show book
  • Tiempo pasado - Una novela de Jack Reacher - cover

    Tiempo pasado - Una novela de...

    Lee Child

    • 1
    • 20
    • 0
    Es el fin del verano y Jack Reacher planea hacer un viaje épico que lo lleve desde Maine, en el extremo noreste de Estados Unidos, en diagonal hasta el sur de California, siguiendo el sol. Pero no va a llegar lejos. Un cartel junto a un camino rural anuncia un nombre que Reacher conoce pero donde nunca ha estado: el lugar de nacimiento de su padre. ¿Qué le hace un día más al viaje? Reacher toma el desvío.
    En ese mismo momento, a casi cincuenta kilómetros de distancia, dos jóvenes canadienses se dirigen a Nueva York con el objetivo de hacer un negocio, pero su Honda Civic se descompone y buscan ayuda en un motel en el medio de la nada.
    A medida que Reacher explora la vida de su padre y los canadienses se enfrentan a peligros totalmente inesperados, las diferentes historias empiezan a entremezclarse. Y Reacher descubrirá que uno nunca está a salvo del tiempo, y mucho menos del pasado.
    "Lee Child sigue siendo el mejor".
    Stephen King
    "Uno de mis autores favoritos".
    Ken Follet
    #1 en ventas en Estados Unidos e Inglaterra
    Show book
  • Dientes blancos - cover

    Dientes blancos

    Zadie Smith

    • 6
    • 18
    • 0
    Sin duda uno de los autores jóvenes más importantes que han surgido en la literatura anglosajona de los últimos años, la británica Zadie Smith asombró a la crítica y al público lector cuando, con apenas veintidós años, reveló en esta excepcional primera novela una inaudita capacidad para registrar las grandezas y miserias humanas con un ojo observador y distante, pleno de humor y sabia ironía. Galardonada con los premios Whitbread y Guardian, además de quedar finalista en todos los demás concursos literarios importantes de Gran Bretaña, Dientes blancos ha sido portada del New York Times y Le Monde y, por si fuera poco, ha ocupado los primeros puestos en las listas de libros más vendidos en ambas orillas del Atlántico. 
     
    Situado en un barrio londinense de inmigrantes, el inmenso fresco humano que dibuja la autora tiene como epicentro las familias de Archie Jones y Samad Iqbal, dos ex combatientes de la Segunda Guerra Mundial que vuelven a encontrarse después de treinta años sin verse. Archie está casado con una jamaicana exuberante que ha perdido los dientes frontales, y Samad con Alsana, bengalí como él, y con las ideas muy claras. Uno trabaja en un taller de manipulados de papel y el otro se gana el sustento de camarero en un restaurante, pero su mayor problema no ha sido la guerra, ni la falta de dinero, ni el hecho de estar casados con mujeres jóvenes de carácter endemoniado. No, la prueba más dura que les ha deparado la vida es la relación con sus hijos. Éstos, que deberían llevar a cabo los proyectos fracasados de sus padres, se rebelan. Se rebelan contra el racismo británico, contra su propia clase social, incluso contra sus orígenes, su historia y su barrio. Así, cada uno a su manera, son la prueba viviente de lo difícil que resulta escapar del propio destino. 
     
    Con una acertada mezcla de sátira extravagante y humor corrosivo, y una profusión de personajes y situaciones que mantienen en vilo al lector, Zadie Smith exhibe una consumada habilidad de novelista, como si tuviera años de experiencia en el oficio. La extraordinaria energía que desprende la narración hace que la lectura de Dientes blancos perdure en la memoria de quienes entienden que una novela puede ser tan entretenida como fiel testigo de la realidad de su tiempo.
    Show book
  • El viaje a Atenas - cover

    El viaje a Atenas

    Juan Iturralde

    • 11
    • 75
    • 0
    Ioannis, un viejo revolucionario griego, vuelve a Atenas. Ha sufrido mucho: sus pulmones, destrozados por los trabajos forzosos que le impusieron los alemanes, le aportan más dolor que oxígeno, y sólo el alcohol le ayuda a paliar su angustía física y moral. Lleva consigo unos cuantos kilogramos de explosivos y un pesado lastre de ideas en las que ya no sabe si creer...
    Show book