Did you know that reading reduces stress?
Add this book to bookshelf
Grey
Write a new comment Default profile 50px
Grey
Subscribe to read the full book or read the first pages for free!
All characters reduced
Todas las cosmicómicas - cover

Todas las cosmicómicas

Italo Calvino

Translator Ángel Sánchez-Gijón

Publisher: Siruela

  • 15
  • 176
  • 0

Summary

«Muchos críticos han definido estos cuentos míos como un nuevo tipo de ficción científica. Ahora bien, yo no tengo nada en contra de la science-fiction, de la que soy ;como todos; un apasionado y divertido lector, pero me parece que los cuentos de ficción científica están construidos con un método completamente diferente del de los míos. La primera diferencia, observada por varios críticos, es que la science-fiction trata del futuro, mientras que cada uno de mis cuentos se remonta a un pasado remoto, como si remedara un ;mito de los orígenes;. Pero no sólo eso [;] Yo quisiera servirme del dato científico como de una carga propulsora para salir de los hábitos de la imaginación y vivir incluso lo cotidiano en los confines más extremos de nuestra experiencia; en cambio me parece que la ficción científica tiende a acercar lo que está lejos, lo que es difícil de imaginar, y que tiende a darle una dimensión realista.»

Italo Calvino 



En este libro se reúnen, por primera vez, en un solo volumen, todas las cosmicómicas, relatos en los que Calvino, a partir de 1964, asumió el divertido deber de aligerar y hacer visibles los arduos conceptos de la ciencia contemporánea, llegando a crear un género más próximo a los mitos cosmogónicos que a la ciencia-ficción.

Other books that might interest you

  • El hombre que perdió su sombra - cover

    El hombre que perdió su sombra

    Adelbert von Chamisso

    • 1
    • 3
    • 0
    El hombre que perdió su sombra es un clásico de la literatura romántica alemana y una de las obras que más admiraban autores tan diversos como Heinrich Heine, Thomas Mann o Italo Calvino. 
     El joven Peter Schlemihl vende su sombra al diablo a cambio de inagotables cantidades de oro. No imagina el desdichado que un hombre sin sombra es un indeseable, un paria. El mundo lo condena al ostracismo y ni toda la riqueza del mundo puede traerle consuelo.  
     Como un hombre sin sombra nada es, ni su adorada Mina soporta la situación. Cuando una noche de luna la horrible verdad se le revela, huye del apestado pretendiente.  
     Pero todavía puede Schlemihl recuperar su vida otrora sencilla y feliz: bastaría con escuchar la seductora voz del diablo y venderle, a cambio de su añorada sombra, el alma.  
     Esta bella edición, ilustrada por David Espinosa,  el Dee , hará las delicias de los lectores contemporáneos.  
     "El hombre que perdió su sombra se cuenta entre las más encantadoras obras de juventud de la literatura alemana." 
    Thomas Mann
    Show book
  • El Jardín de los Suplicios - cover

    El Jardín de los Suplicios

    Octave Mirbeau

    • 15
    • 72
    • 0
    Ambientada en la célebre época del caso Dreyfus, y considerada una de las mejores novelas del decadentismo francés, "El Jardín de los Suplicios" causó un tremendo escándalo tras su publicación por lo gráfico de sus alusiones y lo depravado de su argumento.Mirbeau dedica «estas páginas de asesinato y sangre a los Sacerdotes, a los Soldados, a los Jueces, a los Hombres que educan, dirigen y gobiernan». La novela, de una alta carga política y erótica, se divide en tres partes: la primera, «Frontispicio», se dedica a glosar el crimen como algo propio del instinto natural humano; la segunda, «En misión», narra la caída política del protagonista, un hombre corrupto que para huir de su propio declive parte como embriologista en expedición «científica» a Ceilán; en la tercera, «El Jardín de los Suplicios», el narrador anónimo y su amante, Clara, una inglesa sádica e histérica, visitan una dantesca prisión china, donde la visión de las torturas que sufren los supliciados llevará a Clara a un delirante éxtasis erótico.
    Show book
  • Los vecinos - cover

    Los vecinos

    Fredrika Bremer

    • 6
    • 28
    • 0
    Un auténtico éxito internacional del siglo XIX
     
    Charlotte Brontë creyó al leer la novela que la acusarían de plagio, las protagonistas de Mujercitas disfrutan con ella, y en Gran Bretaña y Estados Unidos promocionaron a su autora como «la Jane Austen sueca»
    
    
     
    Contaba Elizabeth Gaskell que, cuando Charlotte Brontë leyó Los vecinos, pensó que «todo el mundo imaginaría que había sacado la idea del personaje de Jane Eyre del de Fransiska, la narradora de la novela de la señorita Bremer». Los vecinos (1837), traducida muy pronto al inglés y a otras lenguas, fue un éxito internacional: la leen, por ejemplo, las protagonistas de Mujercitas y en Gran Bretaña y Estados Unidos promocionaron a su autora como «la Jane Austen sueca». Ambientada en la región histórica de Smolandia, pinta el retrato de una comunidad con la voz de su heroína y narradora, una mujer de veintisiete años bajita y no muy agraciada, recientemente casada con un médico al que llama Oso. En las cartas que envía a una amiga, que son como un diario íntimo y a la vez un proyecto de novela, describe su vida conyugal y la de sus nuevos parientes y conocidos, entre quienes destaca su imponente suegra, la baronesa Mansfelt, que se expresa con dichos y refranes. La noticia de que un misterioso forastero ha alquilado una de las casas más nobles de la región desata un reguero de rumores: ¿será un espía, un italiano que ha matado a su mujer, un rico exiliado portugués? Al final el nuevo inquilino no será tan desconocido para sus vecinos, pero trastornará su paz: lleva a las espaldas la carga del «fuego de los abismos» y «la pasión de la destrucción». Fredrika Bremer fue una de las figuras literarias más importantes de la Suecia del siglo XIX, y en esta novela trata multitud de temas —desde el significado de la música al comercio de esclavos—, siempre con la vista puesta en el poder del amor y la re-conciliación, y en el equilibrio entre romanticismo y armonía.
    Show book
  • El paseo - cover

    El paseo

    Robert Walser

    • 5
    • 29
    • 0
    «De todos sus contemporáneos, Robert Walser se ha convertido a mis ojos  ;exceptuando a Kafka que no existiría sin él; en el más importante.»
    
    Elias Canetti
    
    
    
    La vida de Robert Walser es una de las más apasionantes tragedias de la literatura centroeuropea de este siglo. Autodidacta, errante, finísimo estilista de la lengua alemana y provisto de una mirada capaz de destripar la realidad con la más suave ironía, Walser empleó los pocos años en que pudo escribir, entre 1904 y 1925, antes de sucumbir a una enfermedad mental de origen hereditario, en tallar exquisitas miniaturas acerca de una vida cotidiana poblada de personajes e impresiones que vienen de la noche cuando ésta es más oscura. El paseo es una de esas miniaturas. Un poeta sale a pasear y ante su mirada se alternan la belleza de la vida y el absurdo de las convenciones de la sociedad, el sonido de una voz que canta y el espectáculo del gran teatro del mundo. Entre el sabor más crítico y la más pura de las reflexiones, El paseo es una espléndida muestra del arte de este autor tan admirado por escritores como Kafka, Thomas Mann, Musil, Canetti, Walter Benjamin o Claudio Magris, entre otros.
    Show book
  • El cántaro roto El terremoto en Chile La marquesa de O - cover

    El cántaro roto El terremoto en...

    Heinrich von Kleist

    • 0
    • 1
    • 0
    El mezquino juez Adán recibe en su juzgado un caso singular: averiguar quién ha destrozado un cántaro en el dormitorio de la joven Eva, y el principal sospechoso es su prometido Ruprecht. Sin embargo, el auténtico causante no es otro que el mismo juez Adán, quien se valdrá de las más grotescas argucias para salvaguardar su supuesta inocencia en esta extraordinaria comedia. Por su parte, "El terremoto en Chile" narra las desventuras de una pareja de amantes, condenados a muerte por consumar su amor en el jardín de un convento en el que habían internado a la joven para apartarla de su amado. Por último, el lector encontrará la historia de la marquesa de O..., que ha quedado en estado sin comprender cómo ha podido suceder acontecimiento tan llamativo. Presentamos así una representativa selección de uno de los autores más relevantes del romanticismo alemán, cuya propia vida contiene las características que habrán de marcar este movimiento en toda Europa -búsqueda incansable de lo sublime, melancolía y sentimientos extremos o final trágico-, apoyadas en una amplísima formación y en un talento extraordinario.
    Show book
  • La educación sentimental - cover

    La educación sentimental

    GUSTAVE FLAUBERT

    • 5
    • 29
    • 0
    En La educación sentimental es todo una floración del arte por más que el autor solo pinte lo real. Con habilidad inmensa, y desde el suelo, imprime a todas las palabras que emplea una vibración tal que parecen caer desde una trompeta celestial. Émile Zola
     
    Frédéric Moreau, un joven de dieciocho años que acaba de obtener el título de bachiller, vuelve a su casa en Nogent-sur-Seine, una pequeña ciudad a unos 100 kilómetros de París. Ha pasado antes unos días en El Havre, donde su madre lo ha enviado, «con el dinero justo», a visitar a un tío rico que espera que lo nombre heredero. En el barco conoce a una mujer que lo deslumbra, la señora Arnoux, casada con un marchante de arte y madre de una hija. Este encuentro determinará «la historia de un joven», como dice el subtítulo de la novela, en un lapso que cubre la monarquía de Luis Felipe, la revolución de 1848, la instauración de la Segunda República y el golpe de Estado de Luis Napoleón que llevará al Segundo Imperio. Habrá otras mujeres: conocerá el «alegre desorden» de las mantenidas tanto como «el mundo superior de los adulterios patricios». Tendrá amigos, que le salvarán o traicionarán. Y, aunque de hecho indiferente a todo menos al amor por la señora Arnoux, Frédéric es «hombre de los que caen en todas las debilidades» y se imaginará gran poeta o historiador, consejero de Estado, especulador financiero, rentista, diputado.
     
    La educación sentimental (1869), que aquí presentamos en una nueva traducción de María Teresa Gallego Urrutia y Amaya García Gallego, distó mucho, en su día, de alcanzar el éxito de La señora Bovary, pese a ser elogiada por George Sand, Émile Zola y Guy de Maupassant. De hecho, habría que esperar a la revalorización que hizo Marcel Proust para que entrara en el canon de lecturas flaubertianas. Hoy se considera una de las obras maestras de su autor, y una de las más autobiográficas.
    Show book