Join us on a literary world trip!
Add this book to bookshelf
Grey
Write a new comment Default profile 50px
Grey
Subscribe to read the full book or read the first pages for free!
All characters reduced
Mi propio asesino - cover

Mi propio asesino

Richard Hull

Publisher: Alba Editorial

  • 2
  • 3
  • 0

Summary

El narrador y protagonista de esta novela es un abogado londinense, «un joven profesional que quiere dar una imagen de éxito» pero que lleva, a su pesar, una vida «tranquila y monótona». Una fría de noche de marzo recibe en su casa la inesperada visita de un amigo y cliente que le confiesa que acaba de matar, en principio involuntariamente, a su criado, que pretendía chantajearlo a costa de sus relaciones con una mujer casada. Después del sobresalto inicial, y de enterarse de que ya lo busca la policía, el abogado mira a «este niño mimado del universo, este favorito de la fortuna» y empieza a acariciar «la maravillosa idea de moldear con mis propias manos la vida de un hombre». Con el mayor detalle urde un complicado plan para salvarlo, con la colaboración de dos mujeres perdidamente enamoradas del joven asesino. Con unos diálogos que bordean el absurdo, una situación dramática donde las relaciones de poder casi anticipan El sirviente de Harold Pinter, y sobre todo con un humor macabro y endiablado, Mi propio asesino (1940) constituye una mezcla de comedia insolente y novela policiaca en la que las convenciones del género sirven a propósitos insólitos. Richard Hull, autor de El asesinato de mi tía, consigue recrear un pequeño pero denso universo donde los hombres se creen dioses y apenas hay resquicio para otra mentalidad que no sea la criminal.
Available since: 09/14/2022.

Other books that might interest you

  • Un alma cándida - cover

    Un alma cándida

    Elizabeth Taylor

    • 5
    • 10
    • 0
    Flora parece tenerlo todo bajo control: es alta, rubia y hermosa. Y tiene su hogar, un bebé y un marido, Richard. Tiene bajo control a su amiga Meg y a su hermano, Kit, el cual ha sentido siempre por ella una gran adoración, y también a Patrick, un caprichoso novelista. Sólo Liz, una pintora bohemia, rehúsa ser una seguidora suya. Flora los seduce, los manipula y los encandila con sus destellos de dicha y entusiasmo. Todos se sienten cautivados por el refinado sometimiento que Flora ejerce en los demás; todos, menos Liz. Será ella quien les mostrará que la candidez de Flora es el veneno más dulce de todos.
    Show book
  • Por donde vive Swann - cover

    Por donde vive Swann

    Marcel Proust

    • 0
    • 7
    • 0
    «¡Y cómo jode este hombre con la magdalena esa!», decía la tía del protagonista de 'La consagración de la primavera' de Alejo Carpentier… y lo cierto es que, desde la publicación de su primer tomo en 1913, 'En busca del tiempo perdido' no ha dejado de ser una de las novelas más glosadas, influyentes y seductoras del siglo XX. «Catedral del tiempo», como la llamó el crítico Jean-Yves Tadié, combina a lo largo de sus siete tomos la larga tradición del pensamiento y de la literatura francesa –de Montaigne y la señora de Sévigné a 'La comedia humana', de la 'Encyclopédie' al positivismo, de Stendhal a la poética simbolista– y crea a partir de ella una auténtica conmoción. Su narrador, insomne y enfermizo como «una princesa de tragedia», cuenta cómo se forma y se decide una vocación de escritor cuando el poder de la impresión sensorial es tan grande que debe salvar una ardua distancia para convertirse en lenguaje. Pero la novela no es solo un magnífico estudio de psicología de la percepción, sino también una crónica tan fidedigna como mordaz de la Belle Époque, a menudo cómica en su exacta descripción de las delicadezas, astucias y mezquindades de la vida social. Ofrecemos aquí, en una nueva traducción de María Teresa Gallego Urrutia y Amaya García Gallego, el primer volumen con las dos primeras partes de esta obra magna, 'Por donde vive Swann' (1913), centrada en la infancia y adolescencia del narrador, en sus primeros amores –contrastados con los vaivenes de la pasión de un adulto, el célebre Swann– y todas sus ansiedades, placeres y decepciones.
    Show book
  • La primavera llegó en un carro tirado por caballos - cover

    La primavera llegó en un carro...

    Riichi Yokomitsu

    • 4
    • 13
    • 0
    En el cuento que le da título a este libro, un gato callejero entra a un estudio y ocupa el lugar que dejó la tortuga. Así nos ocurre con Riichi Yokomitsu, que con estos cinco relatos se cuela, tan desconocido como despreocupado, por entre los grandes sabios para reclamar el espacio que por derecho también le pertenece.
    
    Yokomitsu carece de misericordia, pero sus personajes están plenos de compasión; paranoia y generosidad van de la mano. La primavera llegó en un carro tirado por caballos es un libro conmovedor, casi epifánico, sobre los padecimientos ajenos y propios, muchas veces autoinflingidos. "Había decidido probar esos sufrimientos como la lengua prueba el azúcar, para mirarlos con la luz total de todos sus sentidos".
    
    Acompañados por un prólogo a cargo de Miguel Sardegna y del obituario que le dedicó Kawabata a su admirado amigo, nos adentramos a este autor con la certeza creciente de tener entre las manos a un nuevo clásico, en esta traducción directa del japonés que incluye relatos jamás traducidos antes. Todavía heridos por el rayo de Yokomitsu, solo nos queda cerrar el libro y esperar con ansias el próximo.
    
    Martín Felipe Castagnet
    Show book
  • Una canción de Navidad - cover

    Una canción de Navidad

    Charles Dickens

    • 1
    • 2
    • 0
    Maravillosa fantasía edificante construida sobre un humorístico trasfondo de crítica social, esta novela breve publicada inicialmente el 19 de diciembre de 1843 pasó a ser muy pronto, y sigue siendo hasta hoy, la narración navideña más popular de todos los tiempos y lugares, como lo demuestran no solo las constantes ediciones y traducciones, sino también las numerosas adaptaciones para el teatro, el cine (ya desde 1901), los dibujos animados, la radio y la televisión. Pocos son los que nunca han visto, leído o al menos oído nombrar esta historia del avaro Scrooge, a quien la visita sucesiva de cuatro fantasmas termina por convertir en la buena persona que hasta los peores seres humanos tienen bien guardada en algún rincón secreto del corazón.
    Show book
  • Humo - cover

    Humo

    Iván S. Turguénev

    • 1
    • 1
    • 0
    Después de varios años estudiando en Europa, Grigori M. Litvínov, un hombre positivo, esforzado y discreto, descansa unos días en Baden-Baden, donde espera la llegada de su prometida. Baden-Baden es famosa por sus aguas y por su casino, y hasta ella «se arrastran […] como cucarachas» todos los sectores de la sociedad rusa, desde los más radicales eslavófilos, ruidosos y charlatanes, hasta los «muñecos muertos» de la milicia y la aristocracia, que se entretienen –por ejemplo- hipnotizando cangrejos. Litvínov se encuentra así, sin comprenderlo, en un bullicioso microcosmos del mundo al que se dispone a regresar y en el que de pronto reaparece, con la misma fuerza que en el pasado, la princesa Irina Osinin, su frustrado amor de juventud, ahora casada con un general y aburrida de todo. 
     A partir de este doble reencuentro –con la pasión perdida y la Rusia abandonada- construyó Turguéniev en Humo (1867), su penúltima novela, una intensa crónica de amor y decepción donde «la naturaleza no respeta la lógica», y un tremendo cuadro satírico que le valió la enemistad de sus compatriotas (especialmente la de Dostoievski) pero que no carece de una instigación convencida, aunque solitaria, al progreso y la civilización.  
    Iván Serguéievich Turguéniev nació en Orel en 1818, hijo de un militar retirado y de una rica terrateniente. Se crió en Spásskoie, en la finca materna, educado por tutores; estudió Filosofía en Moscú, San Petersburgo y Berlín, de donde regresó a Rusia convertido en un liberal occidentalista. A partir de entonces su vida transcurrió entre su país y distintas ciudades de Europa, especialmente París, sin que llegara a establecer en ninguna parte residencia fija. 
     En 1847 inició en la revista El Contemporáneo la serie de Relatos de un cazador, una visión realista de la vida campesina rusa que, según se dijo, influyó en la decisión del zar Alejandro II de emancipar a los siervos de la gleba. 
     Su primera novela, Rudin, se publicó en 1856, cuando el autor gozaba ya de gran notoriedad. Siguieron, entre otras, Nido de nobles (1859), En vísperas (1860), Padres e hijos (1862), Humo (1867) y Tierras vírgenes (1876). Escribió asimismo unas memorables Páginas autobiográficas (1869-1883). 
     Sobre el protagonista de Nido de nobles pesa una maldición que parece pensada para el mismo Turguéniev: «No harás tu nido en ningún sitio, y andarás errante toda la vida». Murió en Bougival, cerca de París, en 1883.
    Show book
  • Anna Karénina - cover

    Anna Karénina

    Liev N. Tolstói

    • 93
    • 373
    • 2
    La sola mención del nombre de Anna Karénina sugiere inmediatamente dos grandes temas de la novela decimonónica: pasión y adulterio. Pero, si bien es cierto que la novela, como decía Nabókov, «es una de las más grandes historias de amor de la literatura universal», baste recordar su celebérrimo comienzo para comprender que va mucho más allá: «Todas las familias felices se parecen; las desdichadas lo son cada una a su modo». Anna Karénina, que Tolstói empezó a escribir en 1873 (pensando titularla Dos familias) y no vería publicada en forma de libro hasta 1878, es una exhaustiva disquisición sobre la institución familiar y, quizá ante todo, como dice Víctor Gallego (autor de esta nueva traducción), «una fábula sobre la búsqueda de la felicidad». La idea de que la felicidad no consiste en la satisfacción de los deseos preside la detallada descripción de una galería espléndida de personajes que conocen la incertidumbre y la decepción, el vértigo y el tedio, los mayores placeres y las más tristes miserias. «¡Qué artista y qué psicólogo!», exclamó Flaubert al leerla. «No vacilo en afirmar que es la mayor novela social de todos los tiempos», dijo Thomas Mann. Dostoievski, contemporáneo de Tolstói, la calificó de «obra de arte perfecta».
    Show book