Add this book to bookshelf
Grey 902feb64d8b6d481ab8ddda06fbebbba4c95dfa9b7936a7beeb197266cd8b846
Write a new comment Default profile 50px
Grey 902feb64d8b6d481ab8ddda06fbebbba4c95dfa9b7936a7beeb197266cd8b846
Spinner ae25b23ec1304e55286f349b58b08b50e88aad5748913a7eb729246ffefa31c9
El límite del deseo - cover

El límite del deseo

Eve Berlin

Translator Scherezade Surià

Publisher: Terciopelo

  • 127
  • 824
  • 1

Summary

Segunda entrega de la serie El límite.Como abogada Kara Crawford sabe cómo guardar secretos, especialmente después de que un ex la despreciara después de que ella le confesará sus más ocultos deseos sexuales. Kara ya ha renunciado a encontrar a alguien capaz de satisfacerla en lo más íntimo (su gusto por el bondage y los azotes) hasta que pasa una de las noches más maravillosas de su vida con alguien a quien siempre había admirado de lejos.  El dominador sexual Dante de Matteo conoció a Kara en el instituto pero nunca se imaginó que sus fantasías sexuales coincidieran plenamente con las de ella. Los dos amantes no esperan que lo suyo sea más que un affaire de una noche, pero cuando Dante empieza a trabajar en el bufete de Kara, tienen que lidiar a diario con las chispas que genera la química sexual entre los dos.  Mientras que un profundo deseo los acerca, el miedo puede acabar por separarlos para siempre, a no ser que aprendan a manejar el dolor y el placer que produce el amor.

Who read this book also read:

  • Pasión al descubierto - cover

    Pasión al descubierto

    Jo Leigh

    • 0
    • 1
    • 0
    Amelia Edwards necesitaba cambiar de vida y encontrar a un hombre guapo y soltero en Nueva York. Pero, en vez de poner en práctica sus fantasías sexuales, se pasaba el tiempo escribiéndolas en un cibercafé.Jay Wagner buscaba a una mujer sensual y apasionada; así que, cuando leyó por accidente los eróticos secretos de Amelia, supo que ella era la mujer que necesitaba. Leyendo sus deseos, Jay descubrió cómo llevarla a la cima del placer y convertirse en el hombre de sus sueños... hasta que Amelia se enteró de que Jay había fisgoneado sus fantasías escritas.Jay tenía conquistado el cuerpo de Amelia, pero ¿conseguiría conquistar su corazón?
    Show book
  • La jugada perfecta - cover

    La jugada perfecta

    Jaci Burton

    • 26
    • 155
    • 0
    Jaci Burton es una autora súper ventas en EEUU con más de cincuenta títulos a sus espaldas.
    Vive en Oklahoma y, cuando no tiene que encerrarse para cumplir con una fecha de entrega, la podemos encontrar ocupándose del jardín, peleándose con sus perros, viendo la tele o absorta entre las páginas de un libro.
    
    Le encantan los finales felices con los que siempre remata sus novelas y dar a sus tramas un alto grado de erotismo.
    La jugada perfecta es el primer título de una de sus más exitosas sagas, Play to play, que se ha convertido en un fenómeno de ventas en todos los países en los que se ha publicado.
    Show book
  • Diario De Un Seductor - cover

    Diario De Un Seductor

    Soren Kierkegaard

    • 0
    • 2
    • 0
    Diario de un? seductor describe la ambición amorosa del narrador, llamado Juan -o Johannes en original, clara referencia a la legendaria figura del conquistador Don Juan- que crea una estratagema para hacerse con el amor de Cordelia. A través de consideraciones reflexivas del personaje principal masculino, narcisista y pedante, en torno al arte de la seducción, y las epístolas remitidas a su objetivo amoroso, el libro, narrado con exquisito tacto, muestra los diferentes procesos en torno a la maquinación, persuasión, fabulación, y conquista del ser deseado.
    Show book
  • "Hoy el Aire Huele a Ti" - cover

    "Hoy el Aire Huele a Ti"

    Mariela Villegas R.

    • 2
    • 13
    • 0
    Un destino que une y separa al mismo tiempo a dos almas. Amigos de hace años que descubren, gracias a la cercanía de sus cuerpos, un mundo diferente, erótico, sensual y precario. Idris y Patrick, personalidades similares y muy distintas a la vez, volátiles, vehementes, se encontrarán envueltos en la más tórrida relación por circunstancias que ellos mismos han creado. Intentando escapar de sus pasados, hallarán un futuro alternativo lleno de altas y bajas, pero donde siempre permanece una cosa: la pasión en una melodía. 
    Romance Erótico. 
    Mariela Villegas R.
    Show book
  • Una mujer especial - cover

    Una mujer especial

    Jill Shalvis

    • 5
    • 15
    • 0
    MERECÍA LA PENA ROMPER TODAS LAS REGLAS POR UN HOMBRE COMO ÉL…Regla número 1: Nada de citas a ciegas.Después de haberse enfrentado a muchas, Samantha O’Ryan no estaba dispuesta a volver a tener otra cita a ciegas... Hasta que su mejor amiga le pidió un favor y conoció a Jack Knight. Si hubiera sabido lo guapísimo que era, no habría protestado.Regla número 2: Nada de besos en la primera cita. El problema fue que, después de una sola cita con Jack, Sam quería mucho más que besos, lo cual debería haber sido motivo suficiente para no tener una segunda cita. Pero no lo fue.Regla número 3: Nada de enamorarse.Sam había decidido tener un romance sin ataduras... hasta que Jack empezó a hablar de amor...
    Show book
  • Marcar "L" Para Lesbianas Y "P" Para El Dolor Volumen 1 - cover

    Marcar "L" Para Lesbianas Y "P"...

    Candy Kross

    • 0
    • 3
    • 0
    "Bueno, para ser honesto con usted, nunca he hecho este tipo de cosas antes. Usted sabe, traer a casa un estudiante de derecho después de una conferencia. Pero, la forma en que me mira y me desnudas con los ojos. Quiero ... Quiero ... quiero hacer tantas cosas que usted. ", Dijo Victoria.     Sentí que me vuelven aún más emocionado. La idea misma de esta sexy, inteligente, mujer caliente con ganas de hacer cosas para mí, a pesar de que no tenía ni idea de lo que esas cosas podría ser. Me oí dejar escapar con suerte, "es lo que quieres hacer cosas sexuales conmigo?"     "¿Alguna vez has sido azotado, atado o dominada por otra mujer antes?", Preguntó Victoria.     Mi corazón empezó a golpear más duro y mis ojos se hizo más amplia. ¿He oído su derecho? A continuación, cogió mi mano. Dejé la copa de champán. Su mano era suave, pero firme. Me di cuenta de que sus uñas eran muy bien cuidados con puntas francesas. Ella comenzó a llevarme arriba a su dormitorio a la vez que me llamaba su "niña buena". Desesperadamente quería ser su niña buena también y hacer cualquier cosa que ella me dijo que hiciera. No importa de qué se trataba.
    Show book