Add this book to bookshelf
Grey 902feb64d8b6d481ab8ddda06fbebbba4c95dfa9b7936a7beeb197266cd8b846
Write a new comment Default profile 50px
Grey 902feb64d8b6d481ab8ddda06fbebbba4c95dfa9b7936a7beeb197266cd8b846
Spinner ae25b23ec1304e55286f349b58b08b50e88aad5748913a7eb729246ffefa31c9
Los hijos de los días - cover

Los hijos de los días

Eduardo Galeano

Publisher: Ediciones Akal

  • 0
  • 2
  • 0

Summary

¿Sabía usted que el episodio más popular del catecismo católico, Adán y Eva mordiendo la manzana, en la Biblia
no figura? ¿Que el griego Eratóstenes midió la cintura del mundo, hace dos mil trescientos años, y se equivocó en noventa kilómetros? ¿Que Aristóteles escribió sobre la mujer que es
un hombre incompleto?, y Santo Tomás de Aquino, que es un error de la naturaleza... ¿Que hasta 1990 la homosexualidad fue una enfermedad mental, según la Organización Mundial
de la Salud? ¿Que al entierro de Karl Marx acudieron sólo once personas, contando al enterrador? ¿Que hasta el año 2008 Nelson Mandela integró
la lista de terroristas peligrosos para la seguridad de los Estados Unidos? ¿Que en Haití, según una antigua tradición, el cortejo fúnebre debe conducir el ataúd en zig-zag para despistar al difunto y que ya no pueda encontrar el camino de regreso? ¿Que cada dos semanas muere una lengua?

Who read this book also read:

  • Vida fingida - cover

    Vida fingida

    Juan Ángel Juristo

    • 0
    • 1
    • 0
    Compuesta por dos novelas, La telaraña y Vida fingida, que da título al libro, establece una correspondencia entre dos historias que no son paralelas pero si complementarias: el laberinto de la ciudad como reflejo de la propia red de la mente y el espíritu; el deambular errático por las calles que se parecen demasiado a los recorridos por nuestros dueños, lo que le da un aire fantasmagórico al libro, en especial en La telaraña. En ésta se juega con un enfoque de lo que significan los ángeles hoy eb día en una especie de metáfora sobre Jacob y su lucha. En Vida fingida, por otra parte, se trata de establecer la imposibilidad de atisbar la vida de otro, en este caso un Premio Nobel de la Literatura español, en un paralelismo con las tortuosas calles de una ciudad, Roma, con un final imprevisible.
    Show book
  • Los contrabandistas de libros - y la epopeya para salvar los manuscritos de Tombuctú - cover

    Los contrabandistas de libros -...

    Joshua Hammer

    • 3
    • 13
    • 0
    Origen y destino de las caravanas que cruzan el Sáhara occidental desde la Edad Media, Tombuctú era un mito en los confines del desierto. La imaginación y el comercio habían depositado allí fabulosas riquezas, pero sus muros ocultaban un tesoro muy distinto: 370.000 manuscritos que recogían los saberes cultivados por la erudición árabe durante cinco siglos. Había tratados científicos,
    matemáticos, filosóficos o místicos, textos clásicos, poemas, devocionarios y manuales para la mejora del rendimiento carnal. Aquel templo de la inteligencia fue profanado por la horda de fanáticos que conquistó el norte de Mali a principios de 2012. Su ley se perpetró sin dilaciones: ladrones mutilados, santuarios destruidos, adúlteros lapidados y obras impías condenadas a la hoguera. El fuego divino contra la razón humana. Los héroes de este relato se las ingeniaron para salvarla.
    Abdelkader Haidara había dedicado treinta años a reunir el fondo bibliográfico amenazado por las llamas. Cuando ardieron los primeros volúmenes decidió organizar una operación de contrabando para impedir que los milicianos de la fe consumaran su fechoría. Durante varios meses, los baúles salieron de la ciudad con su inestimable carga de papel. Por ásperos caminos llegaban a orillas del Níger eludiendo los azares de la guerra y desde allí continuaban río arriba hasta Bamako, la capital del país. Un viaje lleno de incertidumbres y episodios novelescos. Esa es la aventura que narra este libro, una historia que, por una vez, acaba felizmente. Los contrabandistas de Tombuctú consiguieron burlar a los inquisidores.
    Show book
  • Los diarios de Raqqa: Escapar del Estado Islámico - cover

    Los diarios de Raqqa: Escapar...

    Samer Samer

    • 0
    • 7
    • 0
    «En mitad la crueldad más absurda, el relato digno y valiente de Samer nos reconcilia con la condición humana», David Jiménez
    
    «Un decálogo del desvarío que implantó el Estado Islámico en Raqqa y un repaso a la historia más reciente de la primera ciudad donde triunfó la revolución siria, que pasó de ser un ejemplo de convivencia a la capital de una nueva y sangrienta dictadura», Javier Espinosa
    
    «Un testimonio que refleja como ningún otro la angustia de vivir y la posibilidad de morir bajo el puño de hierro del Califato del Dáesh», Óscar Mijallo
    
    «Todos deberíamos dedicar dos horas de nuestra vida a leerlo para ser conscientes de que, incuso en las peores
    circunstancias, es posible encontrar a las personas más valientes», The Sunday Times
    
    Desde que el Estado Islámico ocupara Raqqa, al este de Siria, la ciudad se ha convertido en una de las más aisladas y peligrosas del planeta.
    
    La venta de televisores está prohibida, vestir pantalones más cortos de lo establecido es un delito sancionable y el uso del teléfono móvil se considera un crimen imperdonable.
    
    No se le permite la entrada a ningún periodista y hablar con un medio de comunicación occidental conlleva la pena de muerte por decapitación.
    
    A pesar de todo esto, tras varios meses de conversaciones arriesgadas y, a menudo, interrumpidas, la BBC pudo contactar con un pequeño grupo de activistas, Al-Sharqiya 24. Finalmente, demostrando gran valentía, uno de sus miembros aceptó escribir un diario personal sobre sus vivencias.
    
    Tras haber visto a amigos y familiares masacrados, la vida de su comunidad destrozada y la economía local arruinada por extremistas rebosantes de odio, Samer contraataca de la única manera que puede hacerlo: contándole al mundo lo que ocurre en su amada ciudad.
    
    Esta es la historia de Samer.
    Show book
  • El interior - cover

    El interior

    Martín Caparrós

    • 4
    • 16
    • 1
    ¿Se puede narrar un país, esa entelequia? ¿Es posible articular con palabras la abigarrada suma de confusiones que hierve bajo la solemnidad triste o hueca de una bandera? Tal vez no. Alguien, sin embargo, ha logrado narrar la persecución de ese relato y convertirla en el gran hallazgo. Un hombre contempla la carretera: "Sería un alivio tener una misión. Pero no aspiro a tanto -escribe-. Me contentaría con saber qué estoy buscando. Quizás, en el camino, lo consiga". Lo consigue porque hallará la búsqueda. El Interior es la dilatada niebla suspendida a espaldas de las patrias que alardean de su fachada. El exterior de Argentina se llama Buenos Aires: más allá comienza el olvido. 
    
    Martín Caparrós salió a su encuentro armado con el oficio de los grandes narradores (buena pluma y mejor oído); lo contempló en pías iglesias y sórdidos burdeles, en caminos polvorientos, lejanas aldeas, estancias, hospitales y quebradas; lo escuchó en malhechores y carceleros, optimistas y desesperados, víctimas y verdugos, amos y peones, santas y putas. ¿Dónde están las añoradas esencias? "Cuando escucho la palabra esencia saco mi revólver", responde el viajero. Hay otras peguntas no menos esenciales y otras respuestas literalmente aventuradas. Este libro es la crónica de esas aventuras y de una melancolía. Un testimonio implacable. Una impecable melancolía.
    Show book
  • Papeles falsos - cover

    Papeles falsos

    Valeria Luiselli

    • 0
    • 2
    • 0
    Papeles falsos, primer libro de Valeria Luiselli, está compuesto por una serie de ensayos narrativos de temas diversos, donde la constante es el registro de la original mirada de la autora, siempre presta a encontrar detalles o conexiones entre ideas de muy diverso orden, ecos de un pensamiento que por fuerza obliga al lector a repensar. La escondida tumba de Brodsky en Venecia; la inclasificable y elusiva saudade portuguesa; el lenguaje como ruptura con la «infancia previa a la infancia», son algunos de los ingeniosos pretextos para el despliegue de una escritura precisa, que nos deja la impresión de estar presenciando en persona esas particularidades, guiados por un lúcido filtro que sugiere múltiples variaciones de una realidad que se transforma con el pasar de su lectura.
    
    De Valeria Luiselli, el médico y escritor Francisco González Crussi ha dicho: «De entre el bronco zumbido, disonante y confuso, del habla de millares de jóvenes escritores contemporáneos, la voz de Valeria Luiselli se destaca con la límpida hermosura de un toque de clarín. ya sea que nos hable de hechos triviales de la vida cotidiana, como andar en bicicleta, que medite melancólica entre las tumbas de un cementerio, que deje suelta su imaginación, o que la ate con la doble traílla de la erudición y el razonamiento, en todos los casos la joven autora de Papeles falsos encuentra la imagen brillante y evocadora, la citación feliz, y la expresión justa. Esta convergencia de cualidades le confiere a su obra un doble poder: nos deleita y al mismo tiempo nos descubre nuevos y múltiples significados en los objetos de la experiencia cotidiana. Leer este libro nos produce el efecto de un bellísimo recital, en el que hay una especie de riqueza musical y gran densidad o espesor armónico. Valeria Luiselli se revela aquí, sin ninguna duda, como magnífica ensayista y una de las mayores promesas de las letras mexicanas».No había nada nuevo, nada profundo, sino mucho “reportaje” […] como si África y los africanos no fueran parte del discurso, como si no vivieran al otro lado de la calle de la oficina de Granta. No, nosotros estábamos “allí”, donde gente valiente vestida de color caqui podía acudir para atestiguarlo». El editor le propuso publicar una versión editada de su correo, ahora como texto titulado «How to Write About Africa». Se convirtió en el artículo más reenviado en la historia de la revista. Posteriormente, Wainaina escribió Algún día escribiré sobre África, una magistral crónica de su vida en Kenia, su fallido intento por estudiar en la universidad en Sudáfrica, y en particular su tortuoso viaje iniciático hasta convertirse en un escritor premiado y reconocido a nivel internacional. Wainaina retrata su vida en África como un mosaico en ebullición, bailando en su adolescencia con la música de Michael Jackson, contemplando con ironía un desfile de dictadores despóticos, trenzándose a golpes con un mafioso abusivo, siempre narrando con un lenguaje de una gran plasticidad y belleza, y sobre todo sin juzgar a los demás, para ceñirse a una de las principales reglas de la sociedad de Kenia: «Si hay una cortesía que todos los kenianos practican consiste en no cuestionar las contradicciones de los demás; todos tenemos contradicciones, y destruir la cara de otro es un sacrilegio».
    Show book
  • El libro contra la muerte - cover

    El libro contra la muerte

    Elias Canetti

    • 6
    • 15
    • 0
    Uno de los proyectos que Canetti acarició toda su vida fue escribir un libro contra la muerte. Pero ese libro nunca se escribió, y es en sus innumerables apuntes donde sin lugar a dudas ha dejado su rastro más marcado. En este libro se reúnen por primera vez, ordenados cronológicamente de 1942 a 1994, los apuntes de Canetti sobre la muerte, tanto los publicados como los inéditos, que suman más de una tercera parte. De todos ellos se desprende el contorno más completo del libro que Canetti proyectó durante décadas, y sobre el que escribió en una ocasión: "El libro sobre la muerte continúa siendo mi verdadero libro. ¿Lo escribiré por fin de un tirón?". El resultado es un conjunto de reflexiones en las que se repiten temas como el hombre que mata; la supervivencia del difunto en la memoria del superviviente; la muerte en los mitos y en los momentos ejemplares de la Historia; la muerte y los animales; la muerte en el discurso de escritores y filósofos; o la reflexión de experiencias privadas y personales. Como afirma Peter von Matt, uno de los grandes especialistas en Canetti, en el postfacio que cierra el presente volumen, "lo que tenemos aquí no son los trabajos previos y apuntes para una obra futura, sino textos cerrados de los que no sabemos cómo se habrían integrado en esa obra. El propio autor tampoco lo sabía, de manera que es lícito pensar que la razón de ser del proyecto y de la voluntad decidida de llevarlo a cabo sólo era, precisamente, escribir estos apuntes".
    Show book